HOGJAW- MADRID

HOGJAW + SEVENTYFOUR. Madrid, 26 de Septiembre (Sala Boite)

Acudir a un cohogjawmadrncierto el mismo día que conoces la muerte de un familiar cercano no parecía la mejor de las opciones, pero la necesidad de despejarse durante un rato se impuso y acabé dando gracias a haber tomado esa decisión tras la espectacular velada que nos ofrecieron Seventyfour y los nunca suficientemente valorados Hogjaw. Está más que demostrado que la música sirve para curar heridas y la enorme dosis de redneck ´n´ roll acompañada de cervezas que nos ofrecieron el pasado jueves no sirvió más que para refrendar esa teoría.

Abrieron el concierto los madrileños Seventyfour, una banda de la que tengo que reconocer mi más absoluto desconocimiento, pero que en tan solo 25 minutos de actuación consiguieron cautivarme de la primera a la última nota. Y no creo que fuera el único, porque ví y escuché muchas alabanzas y signos de asentimiento en todos los que estábamos presentes. Su demostración de rock con raíces profundamente sureñas, boogie-rock y toques de country nos dejó con ganas de más (mucho más). Más que interesante banda a la que desde ya tengo en cuenta para futuras actuaciones en las que pueda disfrutar de ellos durante más tiempo. Podéis acceder a su web (http://www.seventyfour.es/)  y desde allí descargar y escuchar gratuitamente sus trabajos. Mientras os dejamos con un video de su puesta en escena para que os vayáis haciendo una idea:

(Ver vídeo)

Con apenas 15 minutos de diferencia, saltaron al escenario de la sala Boite los enormes Hogjaw. Esta era la tercera vez que tenía ocasión de verlos y no dejan de sorprenderme para bien. Limitados eso sí por el horario de la sala, debido a circunstancias que incluso a ellos se les escapan, nos ofrecieron un repertorio un poco más corto del que vienen ofreciendo por su gira peninsular pero aún así se llevaron de calle a todo el personal.

(Ver vídeo)

Venían a presentarnos su último y reciente trabajo “If it ain´t broke” pero aprovecharon para dar un repaso por su excelente discografía: 4 discos como 4 soles sin una pizca de desperdicio. Abrir con dos temazos como “Rollin Thunder” y “Hells half home of mine” da una idea de lo que te espera y lo mejor de todo es que en ningún momento se notó ningún bajón y consiguieron mantener el listón durante la hora y veinte minutos que estuvieron sobre las tablas.

(Ver vídeo)

A pesar de esos problemas con el curfew, pudimos disfrutar de varios temas de su último álbum, como “Built my prize”, “Cold dead fingers” o “One more Little one”. Un disco que debería seguir haciéndoles subir de nivel, aunque a veces da la sensación de que eso es lo que menos le importa a la banda. Con tal de tener un buen repertorio de canciones que tocar, un escenario, algo (o mucho) de alcohol y un público mínimamente dispuesto a disfrutar con ellos parecen tener cubiertas sus expectativas. Para muestra un botón: creo que su carismático cantante y guitarra Jonboat Jones  (aunque solo sea por su tamaño…jejeje), ha actuado las tres veces que le he visto en diferentes años siempre con la misma camiseta.

(Ver vídeo)

Y es que se nota cuando una banda está compenetrada y disfruta con lo que hace. Si a la labor de J. Jones, sumamos al bajista D.D. Elvis (cuyas pintas son tan auténticas como su forma de tocar), el silencioso pero efectivo guitarra solista Craig Self y el que a mi humilde parecer es el alma de la banda, el batería J. Kowalski, pues de ahí no puede salir más que la enorme demostración de rock ´n´ roll que pudimos presenciar. Una pena por cierto que Kowalski señalara en un momento de la actuación que tenía resfriado y por ello no pudiera cantar del todo bien, porque los temas en los que canta él sirven muy bien para equilibrar y darle un toque diferente al concierto. Eso no fue impedimento para que aún así cantara un par de ellos y más que bien. Menos mal que no se encontraba bien del todo…Aquí podéis ver la interpretación del primer tema de su reciente trabajo:

(Ver vídeo)

Una gran noche que le debemos al incansable Jose Luis Carnes y a The Mad Note Co., sin los que la escena rocanrolera underground madrileña sería inmensamente más triste de lo que ya es en ocasiones. Gracias también a la sala Boite por seguir programando este tipo de conciertos, por sonar tan bien como lo consiguen y por resistir incluso ante adversidades que van más allá de su control. A ver si de una vez dejamos de ir los de siempre y más gente se anima, para devolver a esta gente su esfuerzo incansable y para poder disfrutar de esas grandes bandas que permanecen muchas veces en una especie de semianonimato mientras otras con bastantes menos méritos se llevan las mayores loas. Os dejo con el temazo con el que Hogjaw cerró la noche:

(Ver vídeo)

Jorge Delgado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s