COLOUR HAZE – MADRID

COLOUR HAZE + MY SLEEPING KARMA + EL PÁRAMO- Madrid 2 de Octubre (Sala Caracol)

 

992941_506190269452542_623951757_n

Se presentaba el abajo firmante en la Sala Caracol con la sana intención de disfrutar de una buena noche de rock psicodélico, instrumental, post-rock, stoner y paranoias musicales varias, entre otras muchas etiquetas que se les pueden poner a las bandas que actuaban (lo reconozco, me pierdo en el afán que tienen algunos por clasificarlo todo) y lo cierto es que salí de allí más que contento y saciado con lo que tuve la oportunidad de presenciar. Esa mezcla indefinible de conceptos o géneros musicales es lo que hizo probablemente que nos juntáramos allí gente de muy distintos ámbitos (desde el heavy más recalcitrante hasta el hipster más insoportable) hasta el punto de llegar casi al lleno en la sala. Algo que es muy destacable siendo un miércoles y contando con la amenaza siempre presente del fútbol y la Champions en este caso. Aunque si hay algo que ayudó, además del tremendo cartel que se nos ofrecía, fue el precio más que ajustado de la entrada. Así sí se hacen las cosas y la gente responde.

Los primeros en salir a escena fueron los madrileños El Páramo, una formación que lleva años deleitándonos con su clase fuera de toda duda ya a estas alturas y que demostraron una vez más que tienen el nivel suficiente como para no tener que mirar desde abajo a ninguna banda internacional de su estilo. Somos muchos los que esperamos ansiosos la publicación de un nuevo álbum, que su primer y único disco hasta el momento es una maravilla, pero eso es precisamente lo que nos hace querer más y ya son 4-5 años desde su publicación. Supongo que el estado del negocio musical en este país, combinado con los múltiples proyectos de sus miembros (Adrift y Toundra son probablemente los más conocidos) hacen que se haya ido retrasando, pero chicos, de verdad, necesitamos más dosis de arena YA!!!!. Aquí podéis ver su interpretación del tema “Júpiter”: (Ver vídeo)

Tras ellos vinieron My Sleeping Karma, una banda de la que a mí particularmente me gustan más sus primeros trabajos y que quizás eso influya en que no me acabaran de convencer. Ya tuve la oportunidad de verlos este mismo año en la segunda edición del DesertFest en Berlín y me quedé un poco con la misma sensación: todo demasiado plano y calmadito, como si le faltara chicha al asunto. Además contribuyó el hecho de que sufrieron un par de parones en su concierto motivados al parecer con un problema en la iluminación de la sala y eso les terminó de matar. (Ver vídeo)

No voy a decir tampoco que hicieran un mal concierto, que seguro que alguno/a se me tira al cuello y me cuelga del palo más alto del pueblo, pero simplemente no me convencieron. Viniendo de donde veníamos con El Páramo y antes de la tempestad que supusieron Colour Haze, la sensación de vacío fue importante, al menos para mí. En fín, cada uno que juzgue por sí mismo. Os dejo un video de la canción “Tamas”, perteneciente a su penúltimo disco del 2010: (Ver vídeo)

Con un cuarto de hora de retraso sobre el horario previsto hicieron su aparición los auténticos protagonistas de la velada, los alemanes Colour Haze, un trío al que se esperaba con auténtica devoción y que a mi parecer no solamente no defraudaron sino que superaron muchas de las previsiones más optimistas, ofreciéndonos un concierto que alcanzó las dos horas y que dejó a más de uno con la boca abierta. Su psicodelia alcanza momentos en ocasiones en las que te dan ganas de drogarte…ya dejo a la opinión de cada uno si eso es algo bueno o malo…jejeje. Empezaron sin tregua con un tema de 16 minutos como “She said”, algo que no muchas bandas se pueden permitir el lujo de hacer pero que en manos de esta gente adquiere un cariz impresionante. (Ver vídeo 1) (Ver vídeo 2)

Uno a uno fueron desgranando los temas de su setlist, larguísimos en su mayoría, sin que en ningún momento dieran esa sensación de quietud que habían transmitido antes sus compatriotas. Si bien la cosa empezó un poco floja en cuanto a sonido, enseguida mejoró hasta que llegó un punto en que aquello no paraba de sonar cada vez mejor y hacerte sentir cada vez más inmerso en el universo tan personal que han logrado crear estos tres germanos. Fue uno de esos conciertos en los que lo visual queda en un segundo plano (de hecho la iluminación fue muy escasa, aunque ya no sé si adrede o motivada por los problemas antes referidos) y prima lo musical por encima de cualquier cosa. Esos shows en los que puedes cerrar los ojos y simplemente dejarte llevar por la cantidad de matices que tus oídos pueden llegar a captar. (Ver vídeo)

La excelente labor a la guitarra (y voz, aunque en este caso y para mí al menos es lo menos relevante de la banda) de Stefan Koglek, se ve no solo apoyada sino elevada a cotas superiores por una base rítmica alucinante formada por el asombroso batería Manfred Wiesner (que lección de gusto a la hora de tocar un instrumento) y el indescriptible bajista Philipp Rasthofer, cuya forma de tocar solamente es comparable con su inenarrable aspecto. Cuando uno le ve aparecer en escena con esa pinta de informático pajillero adicto a los videojuegos online no se imagina ni por asomo lo que va a ser capaz de transmitir pocos minutos más tarde. (Ver vídeo)

En definitiva, cuatro horas de goce musical con algún altibajo en una Sala Caracol a la que yo admiro por ser una de las salas en las que mejor suenan los grupos y por su buena visibilidad desde cualquier esquina gracias a su elevado escenario pero que anoche tengo que decir no trató al público como se merecía. Si a la subida de los precios en las consumiciones (leve, pero subida al fin y al cabo y con la que tenemos encima) le unes la mala costumbre de no poner el aire acondicionado en una sala repleta de gente hasta convertir aquello en una especie de Asador de Pollos, pues no creo que sea la mejor política. Pero allá cada cual con sus decisiones. Os dejo con el bis de Colour Haze (aunque después acabarían regalándonos un temita extra más), que como no podía ser de otra manera, fue una canción de más de 20 minutos marca de la casa. Total ná, que diría el otro. (Ver vídeo 1) (Ver vídeo 2)

Jorge Delgado

Anuncios

4 pensamientos en “COLOUR HAZE – MADRID

  1. Anoche en Barcelona también fué un bolazo, con las mismas sensaciones en cuanto al público asistente, pero que en cambio, y a mi parecer, MY SLEEPING KARMA se marcaron un gran show, dinámico a más no poder e interactuando con el público, enalteciéndoles. Por otra parte, COLOUR HAZE dieron también un gran concierto pero tuvieron unos momentos lisérgicos que no me dejaron disfrutarlos plenamente, será porque yo prefiero la caña, jejejeeje…pero esas subidas y bajadas de tensión, se me antojaron, a veces indigestas…ya se que su música consiste en eso…pero yo disfruté más con los primeros.

  2. En Barcelona también estuvimos como sardinas sudorosas. Creo que nadie se esperaba que asistiese tanta gente.. Pero pese a la incomodidad general, las dos bandas estuvieron increíbles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s