LIV KRISTINE + CAROLINE BREITLER- PRATTELN, SUIZA

LIV KRISTINE + CAROLINE BREITLER (MINI Z-7, PRATTELN, SUIZA)

IMG_0015Diciembre es un mes de tradiciones, de hacer balance, de pensar en nuevos y buenos propósitos de cara al nuevo año.  Las últimas fechas de diciembre la actividad musical decrece considerablemente pero solo en algunos países porque Alemania y Suiza viven a otro ritmo.

Liv Kristine, en 2011, decidió llevar a cabo algo que ha terminado convirtiéndose en tradición y es hacer una serie de conciertos sobre su carrera en solitario a los que incorporar algunas sorpresas como villancicos y sobretodo algunas canciones de Theatre of Tragedy.

Para la ocasión me desplacé a Pratteln, al mítico Z-7, una de las mejores y más reputadas salas de Europa.

La apertura del concierto corría a cargo de Caroline Breitler, una artista local que demostró muy buenas maneras con una mezcla de Pop / Rock en la que intercaló temas propios y versiones como “Sweet home Alabama”. Sonó bien, su música suena fresca y su imagen de chica buena y guapa agradó bastante al público. Lo importante de estos casos es que el artista telonero no desentone con el cabeza de cartel y Carlone cumplió con creces este cometido.

Liv se presentaba sin material nuevo respecto a 2012 pero con algunas novedades en el set list. Pude saber días antes que “Siren” se había colado en el repertorio y que habría algún villancico más. Perfecta elección. Poco a poco opta por añadir más temas de Theatre of Tragedy a sabiendas que sus fans es lo que quieren escuchar y lo hace con gusto y agrado, sin renegar de ninguna de sus etapas.

La sala es espectacular aunque en su formato reducido, algo similar a lo que se hace en Razzmatazz pero con más clase y estilo. Escenario decorado con agrado y esmero incluyendo espejos en la parte trasera del escenario y una iluminación y un sonido al que pocas salas alcanzan por aquí. Su versátil voz alcanzó a los tonos altos de “Ave Maria” y “Pie Jesu”, al pop de “Paris Paris” y a la sensibilidad de “A distance there is”.IMG_9589

El concierto se sucedía a ritmo de vértigo, con cambios de ritmo, con vaivenes como “Silence”, “Libertine” o “Wait for rain” pero siempre con Liv sonriendo, con miradas cómplices con su público, mostrando afecto y cariño en cada discurso entre canciones (o eso creo porque hablaba en alemán y mi nivel de ese idioma no alcanza más allá de unas pocas palabras).

El final del concierto fue un tanto extraño. Se guardaban “The rarest flower” para el cierre. Un tema precioso pero lento. Mi tema preferido. Reconozco que no pegaba como colofón final pero a mí me valía. Pues nada, cambio de orden en el set list. Empieza a sonar el clásico de Louis Armstrong “What a wonderful world” que les quedó fantástica y se marchan del escenario. Regresan y se marcan “Image” del “Musique” de Theatre of Tragedy. Un fin de fiesta perfecto aunque a nivel personal me dejaron a medias. Cosas que pasan. Quizá es la excusa perfecta para un próximo viaje. Quién sabe.

Un pre y un post concierto fantásticos y una actuación sensacional.

 Texto y fotos: Marc Gutiérrez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s