A PALE HORSE NAMED DEATH – “LAY MY SOUL TO WASTE”

A PALE HORSE NAMED DEATH – “LAY MY SOUL TO WASTE”

Había escuchado bastante hablar sobre este interesante proyecto de Sal Abruscato y Johnny Kelly (ambos parte de Type O Negative), y la verdad es que tras escucharlos la cosa es realmente atractiva. Su propuesta no es ni rompedora ni original, pero sí que funciona, suena fresca y promete ir para arriba. Están a medio camino entre el rock gótico, el doom, el stoner, los estribillos accesibles y las líneas a lo Marilyn Manson. Una amalgama de sonidos que les da una personalidad tremenda y que les conecta con la que en su día fue su banda: Type O Negative. Su anterior “And Hell Will Follow Me” fue una carta de presentación perfecta, con multitud de invitados apoyando su candidatura. Este “Lay My Soul to Waste” es la demostración de que esta gente va en serio. Argumentos no les faltan…

Las sonoridades góticas y oscuras impregnan todo el CD. Es el punto de partida, y en muchos casos el de llegada. Pero saben que si dotan los estribillos de melodía y algo de comercialidad la cosa siempre puede ganar bastante más. Tras la intro de rigor hay un corte muy definitorio “Shallow Grave”, y que demuestra a qué juega esta gente. Son atrevidos y en “Dead of Winter” ya hay experimentación y búsqueda de nuevos horizontes. Una balada fantasmagórica en la que brilla Sal y en la que con poca cosa consiguen crear una atmósfera opresiva y sumamente oscura. De lo más destacado del CD. El reverendo Manson se os va a aparecer por la mente más de una vez, no en los estribillos pero sí en las líneas vocales de cortes como “Shallow Grave” o “Devil Came with a Smile”. Enorme el trabajo de Kelly en la batería, dando mucha personalidad al estilo. La otra clave reside en el bajo de Eric Morgan.

Guitarras graves y juegos de sonidos en la entrada de “The Needle in You”. Es bueno ver y oír que no todas las bandas góticas suenan a The 69 Eyes. En esta ocasión las sonoridades doom avanzan hasta la primera línea y también en “In the Sleeping Death”. “Killer By Night” es lo más cercano a un single que hay aquí. Estribillo pegadizo, accesibilidad y hasta buenrollismo en un tema que no deja de ser oscuro, pero también feliz. El juego de contrastes sigue y el doom vuelve a asomar con fuerza en la inspirada “Growing Old”, esta vez evocadora y cercana a los mejores trabajos de Paradise Lost. Siguen ahondando en las sombras y los ritmos lentos en “Day of the Storm”, aquí llegando a acercarse a Jack Frost y a Candlemass. Finalizan con la extensa “Cold Dark Morning”, entre tinieblas y ritmos medios, pero siempre con gancho y con cosas que decir.

Gran disco que demuestra que el nombre de The Pale Horse Named Death hay que tenerlo muy en cuenta. El material es fresco y lúcido y la colección de temas es de lo más completa y variada. Tocan varios palos y salen airosos en todos. Es la gracia de tener claro a lo que uno juega. Destaca más la labor de equipo que las individualidades, pero es innegable que Sal y Johnny Kelly destacan un poco más. Ya hace mucho que echamos de menos a Type O Negative y tampoco hay grandes bandas que suenen a gótico y a doom en primera línea. Así que estaba claro que tenía que irrumpir algo como APHND. Con un par de discos más estarán en todos los festivales veraniegos y serán toda una realidad.

Jordi Zelig Tàrrega

aphnd

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s