REBELLIOUS SPIRIT – “GAMBLE SHOT”

REBELLIOUS SPIRIT – “GAMBLE SHOT”

Ah… impetuosa juventud… Si bien hay algunas obras maestras por parte de gente de 17 ó 18 años, está claro que no suele ser la edad ideal para crear tu gran disco. Es el caso que nos ocupa. Vienen de Alemania, son jóvenes, tienen todas las ganas del mundo, están en SPV y apuntan realmente alto… pero en un futuro. Bandas de hard rock filo-Mötley Crüe hay a patadas e incluso algunas pegaron el pelotazo siendo muy jóvenes, caso de Hardcore Superstar o incluso de Crashdiet, pero Rebellious Spirit deberán esperar algo más. “Gamble Shot” no está maduro precisamente, pero es un paso hacia delante. Sleazy con espinillas, pero repito, primer paso de una banda que si a esta edad lo hace así, en unos años pueden pegar realmente fuerte.

En el disco puedes jugar realmente a buscar todos los errores de juventud posibles, empezando por la voz de niño malo del cantante, siempre en onda Vince Neil o Ozzy. Y eso que Jannik posee el don de poseer una garganta personal. Aunque estoy seguro que va a tener también bastantes detractores. El nivel general es bueno, pero la originalidad es nula. Destacar especialmente “Let’s Bring Back”, muy a lo Crashdiet, y la final “Rock It”, de corte más hímnico y quizá la más original de todas. El trabajo instrumental posee mucho mérito. Quizá los coros son pulibles, así como la producción, pero entiendo que han buscado algo sucio y macarra. Tampoco es que las letras ayuden mucho… pero digamos que acompañan bien a la música. El toque Van Halen está presente en “Sweet Acces Right”, algo que se agradece.

Obviamente no podían faltar las baladas. “Change the World” no puede faltar a la cita, y funciona bastante bien. Sólo le falta el piano para darle mayor dramatismo, pero mérito tienen las guitarras de Jannik y Corvin. Buen estribillo y final con voces dobladas… como tiene que ser. La otra es “Don’t Leave Me”, más a medio tiempo y de temática recurrente. Quizá nos quedamos con la primera. Otro tema con madera de single evidente es “Gone Wild”, una de las mejores líneas vocales y otro estribillo de manual. Recuerdan a los primeros Mötley, más básicos pero también certeros e inspirados. “You’re Not the Only One” sigue la senda marcada indagando en el medio tiempo, y nos deja una buena demostración por parte de Jannik. Buen cantante y guitarra. “Forever Young” posee esa aura felizona que está presente en casi todos los temas, y tampoco aporta gran cosa nueva al trabajo.

Cuando Iker Jiménez nos habla de objetos fuera de su tiempo quizá podría hablarnos de Jannik. Este chico tiene presencia, canta de forma muy personal, toca bien la guitarra y compone mejor. Si estuviera en el Sunset Boulevard a mediados de los 80 sería una absoluta estrella. Pero vive en la fría Alemania en un momento en el qe mundo le ha dado la espalda al heavy metal. Tocará trabajar duro. El disco servirá como tarjeta de presentación. SPV no han fichado a unos cualquiera, han fichado futuro. Cuando esta gente empiece a encontrar su sonido y a tener claro lo que quieren pueden darnos muchas alegrías. Pero de momento esta obra no está a la altura de los debuts de Hardcore Superstar, Reckless Love, HEAT o Crashdiet.

Jordi Zelig Tàrrega

REBELLIOUS-SPIRIT-Gamble-Shot

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s