SCOTT KELLY

SCOTT KELLY

not_225711IEmpezaba la noche con algo muy poco habitual en un concierto y que, por lo que parece ser, sí será algo habitual en la sala Hangar de Barcelona, ya que es la segunda que vez que sucede, con una “mesa redonda” en la que músicos y espectadores podían compartir preguntas, experiencias y cualquier cosa que se quisiera comentar. Personalmente no soy muy fan de conocer a los músicos de los que soy fan, es una forma de evitar llevarte decepciones, pero con Scott Kelly no tan sólo no te llevas una decepción, si no que además te acabas quitando el sombrero, demostrando una actitud cercana y muy humilde durante toda la velada, incluso con el concierto ya finalizado.

Una vez finalizada la mesa redonda, bien aprovechada por algunos de los asistentes, ya que no todos los días tienes la oportunidad de tener delante de ti a alguien como Scott Kelly, salió al escenario Otus, un proyecto que el vocalista Juan Domínguez (de la banda madrileña AATHMA) nos presentaba esa noche, con la única compañía de una guitarra acústica y una serie de pedales de efectos, nos sorprendió muy gratamente, a mí al menos, con una serie de temas acústicos ambientales arropados con oscuras atmósferas.

Para el que tenga curiosidad:

http://otus.bandcamp.com/track/sunlight

https://www.facebook.com/otusproject

Y tras Otus, lo que todos estabamos esperando, Scot Kelly, acompañado de Gred Dale y Noah Landis, el responsable de los teclados de Neurosis y Tribes of Neurot, que aquí seguiría con la misma labor, además de ponerse sobre sus espaldas también una guitarra eléctrica para seguir creando momentos tan intensos como lo acostumbra a hacer con los teclados.

Durante todo el concierto pudimos observar y escuchar a un Scott Kelly tranquilo, relajado, muy concentrado y disfrutando de su música, enlazando un tema acústico tras otro, con una voz que narraba, más que cantar, unas letras que podrían tildarse de poesía y que sólo se veían alteradas en determinados momentos, cuando Noah Landis distorsionaba su guitarra creando una nube de sonido que lo envolvía todo para luego desaparecer sutilmente y volver a los teclados mientras Grad y Scott seguían sin alterarse, casi podría decirse que Scott nos llevó a un viaje en el que simplemente te dejabas llevar, sin preocuparte de a dónde te llevaba, sí, lo sé, puede parecer algo flipado por mi parte, pero si a todo esto añades unas cuantas cervezas, una semana larga y una escasa iluminación con proyecciones al final del escenario que acompañaban a la música, diría que resulta difícil no imaginarse que estás en alguna especie de viaje astral o como se quiera definir.IMG_20140215_151341

Fue una velada a la que, aun siendo muy fan de Neurosis, iba con ciertas reservas… disfruté cada segundo de ella, sobretodo una vez finalizado el concierto, cuando uno de los colaboradores de este blog, Eduard Tuset, se acercó a Scott para mostrarle una foto que tiempo atrás le hizo cuando Neurosis tocó en la sala Apolo y en la que podías ver a Scott con una herida y sangrando por la frente, como se dice en este mundillo: “Cosas del directo”. Scott sorprendido y tras firmarle la foto, le pidió muy amablemente que le enviara una copia para poder enseñarle a sus hijos cómo se gana la vida.

Lo dicho, para quitarse el sombrero un, dos, mil o las veces que haga falta.

Albert Vega

Foto by Eduard Tuset, archivo personal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s