METAL GODS

METAL GODS

album_Pantera-Metal-Gods-89Me he decidido a escribir este articulo debido a que últimamente, y más con la vuelta a los escenarios de Black Sabbath, creo que se está siendo bastante injusto con la que para mí es la banda madre del Heavy Metal: Judas Priest.

No me viene de nuevo, y para gustos colores, pero creo que los Judas, si bien si han sido históricamente reconocidos como uno de los grandes, no es así cuando se habla de quién es el verdadero padre del metal. Siempre se saca a colación A Sabbath, Motor, e incluso Zeppelin o Deep Purple, pero casi nunca se les menciona a ellos. Y señores, creo que ellos son los verdaderos padres del Metal, me explico.

Así como a principios de los setenta las bandas como Zeppelin y Purple empezaban a despuntar con su Hard Rock, no se puede negar su herencia “Hippy”, tanto en estética, letras, así como en su música ida de la olla, en parte debido a sus excesos con el LSD y demás. Hasta Lemmy empezó  en bandas de signo similar, como Hawkwind, aunque por suerte para todos supo rectificar a tiempo y parir una banda de verdad como los inmensos e inmortales Motorhead.

Por otro lado, Judas empezaron en el ’74 con Rocka Rolla, dejando destellos de metal que se confirmarían en los siguientes álbumes. “Sad wings of destiny” o “Sin after sin” son discos de Heavy Metal en mayúsculas. Bajo-bateria cabalgando al unísono, riffs a dos guitarras destilando pasión y oscuridad, letras oscuras, agresivas, impensables para la época y un vocalista carismático, comunicador, y con la mejor y más potente voz que yo recuerde dentro del Metal: Rob Halford. La verdad es que Halford necesitaría un artículo para el sólo, pero no me extenderé mucho más. Para mí Halford es el mejor, sin duda. Sólo se le acercan Klaus Meine, Ozzy o Dickinson, aunque para mí, como ya he dicho, Halford es el mejor pero de largo. Recordar también que fue él el que instauró la estética metalera por excelencia: el cuero, las tachas, cinto de balas, etc… Harto de la estética “Hippy” o “de nenazas” de bandas anteriormente mencionadas, entró en un Sex-Shop de Londres, y se llevó para el siguiente concierto todo lo que pilló por ahí, enredando a K.K. Dowing a hacer lo mismo. A partir de aquí poco más puedo decir. Esa imagen rompedora que todos (me incluyo) lucimos a finales de los ochenta (o principio de los noventa con el “Black”) es obra del gran Halford. Musicalmente no voy a redundar más. Tras 16 álbums de estudio, con altibajos como todas las bandas, nos han dejado joyas para la posteridad como “British Steel”, “Screaming for vengeance”, “Defenders of the faith” o “Painkiller”. De hecho, si hay una banda que en directo se defina por sus “temazos”, esos son Judas.

Con estas palabras no quiero crear controversia ni mucho menos faltarle al respeto a ninguna de las bandas que he mencionado al principio, nada más lejos de mi intención. Sólo constatar los que para mí son los auténticos padres del Heavy Metal. Defenders of the faith, METAL GODS.

 

Joanmi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s