THE BREW

THE BREW

1782141_644374468933549_44385337_n Recuerdo que la primera vez que vi a The Brew lo hice pensando que eran una curiosidad, un grupo con un guitarrista jovencísimo pero virtuoso, y cuyo bajo y batería eran padre e hijo. Al salir del concierto The Brew ya no eran una curiosidad, sino uno de los mejores grupos de rock que había visto nunca en directo. Un grupo que, sin inventar nada nuevo ni pretenderlo, vivía para tocar en directo, rindiendo tributo a los grandes nombres de la historia del Hard Rock y del Blues que todos conocemos.

El pasado miércoles ya era la tercera vez que asistía a un concierto suyo, pues los ingleses se prodigan mucho en nuestras tierras. Era extraño que, tras llenar Bikini en dos ocasiones, esta vez tocasen en Apolo 2, pero un miércoles no es el mejor día de la semana y la asistencia del público así lo demostró, llenando poco menos de media sala. Una pena, puesto que la falta de ambiente asestó un duro golpe a un concierto que en otras ocasiones había sido vibrante pero que esta vez fue solamente “bueno”.

The Brew abrieron el concierto con cuatro temas de su nuevo disco titulado Control, un álbum más directo y menos centrado en el Blues que sus dos antecesores, y que sobre el escenario sonó tan potente como cabría esperar. Sin embargo fue con la quinta canción, Every Gig Has A Neighbour, que el público empezó a caldearse un poco. Se trata sin duda de uno de los clásicos de su repertorio, y sonó tan bien como siempre, aunque el sonido de Apolo 2 no sea de mis preferidos. Siguieron con Shuffle y Eject, también de su nuevo disco, del que quizás abusaron demasiado. El momento álgido de la noche, como en ocasiones anteriores, fue Kam, con su ración de Jam bluesera interpretada a la perfección por Jason Barwick y el posterior solo de batería de Kurtis Smith, que dio paso a los bises.

Para terminar The Brew nos regalarón una siempre bienvenida A Million Dead Stars, y cerraron con Rewind, de su nuevo álbum, que tocaron entero, demostrando que el grupo ya no es una curiosidad y que ya no necesitan tocar versiones de Hendrix o Led Zeppelin para llenar su repertorio. Lástima de la poca asistencia y de la falta de ambiente porque los ingleses, como siempre, dieron un buen concierto de Rock.

Adrian Witchfinder

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s