IRON MAIDEN

iron-maiden-gQue una visita de IRON MAIDEN despierta una expectación inusitada es un hecho palmario, sólo había que ver la respuesta de público, llenando el Palau Sant Jordi y eso que habían tocado hacía un año en el Sonisphere y que los precios no eran precisamente económicos.

Al igual que causan furor entre los metálicos fans, también lo hacen entre las webs, revistas y/o blogs del sector por lo que el show en cuestión, será revisionado cientos de veces y seremos debidamente informados del set list, de su estado de forma, de los Eddies que fueron apareciendo en el show…de todos aquellos detalles de los que nos ocupamos en una review “normal”.

Pues bien, al equipo del TREMORS666 se nos ocurrió enfocarlo por una vez, de manera diferente, no ciñéndonos al concierto en sí, si no queríamos…, sino que nos dejáramos llevar por la euforia Maideana y comentáramos simplemente lo que nos viniera en gana relacionado con la Doncella….y en eso estamos.

Espero que sea de vuestro agrado, y que lo disfruten igual al menos a como lo hemos hecho escribiéndolo….ante todo somos fans, muy fans de la movida….y se nota!! UP THE IRONS!!!

 

IRON MAIDEN

Hay bandas que, por motivos personales ligados a la historia vital de cada uno, forman parte de una alineación intocable. Hay casos en los que, además, esas mismas bandas están, sencilla y -no se asusten por el término- objetivamente, a otro nivel. Iron Maiden es una de ellas. Resulta casi imposible calibrar su influencia ya no solamente en el heavy metal, sino también en la música rock en general y en la cultura popular de las últimas décadas. Sus reconocibles camisetas; su icónico logo; la ubicua figura de Eddie; sus dobles armonías de guitarra y su trotadora base rítmica; la entrañable parafernalia teatral de sus directos; el carisma, la presencia y la voz de su frontman Bruce Dickinson. Todo suma, especialmente en un escenario, donde el sentido del espectáculo está al servicio de una vasta e imparable retahíla de hits prácticamente sin competidores. Resulta curioso que ahora que está de moda reivindicar a los clásicos y picotear de aquí y de más allá, algunos -particularmente, aquellos que ven el género desde fuera, como algo curioso- fallen en su puntería y defiendan a capa y espada algunas formaciones correctas o incluso notables pero que no existirían sin Iron Maiden. El papel de la Dama de Hierro en LA HISTORIA de la música, en mayúsculas, se mezcla, una vez más, con la historia personal: un niño en brazos de su padre, con una camiseta de Maiden y unos auriculares protectores, me mira un instante y recuerdo la primera vez que cayeron en mis manos, con apenas nueve años, una cinta de cassette de Black Sabbath y otra de “Seventh Son of a Seventh Son”. La fascinación del primer descubrimiento sigue viva.
Redactor invitado especial, David Sabaté
Podéis consultar su blog llamado Goliath is dead

 

IRON MAIDEN

Aaaaaah….esos Maiden….ya he perdido la cuenta de las veces que he podido verles y disfrutado en directo….en Barcelona, IMG-20140529-WA0012Valencia,Wacken…en plazas de toros, en la Zeleste (ahora Razzmatazz), en el Fòrum….a ellos y a sus “familiares”, Paul Di Anno, Blaze Bayley, Skunkworks, Dickinson en solitario, Harris y su British Lion…cuando han estado en la cúspide o cuando no vivían sus mejores momentos (que yo disfruté por igual…), en shows memorables como el de esta noche en el Palau Sant Jordi y en otros que me han llegado a aburrir (si los Maiden pueden hacer eso…) como en su gira del “A Matter…”.

He de reconocer que no es mi grupo favorito de toda la vida mundial, ese puesto lo ocupan otras bandas…pero es que los jodidos son muy grandes, mucho…llegan a emocionar y eso lo hacen muy poquitos. Ayer, mientras escuchaba el ´Seventh Son Of a Seventh Son´ se me puso la gallina de piel, me transporté a aquel lejano 1988 donde en el Monsters of Rock presentaban ese disco…pues bien, mientras sonaba la intro, se me humedecieron los ojos al recordar ese concierto, ese punto de partida que significó en mi vida, esa inyección de “vetetuasaberqué” cuyos efectos aún me perduran y que me empujan a asistir a conciertos un día sí y el otro también….

IRON MAIDEN son muy grandes, lo han vuelto a demostrar, habré visto a cientos de bandas, escuchado miles de canciones, pero estos tipos, durante las dos horas que están ahí, son los amos y señores de todos nosotros, en ese tiempo no existe nada más, nos abstraen a una realidad donde los Eddies, los demonios… son los putos amos y donde su música es la banda sonora de ese universo paralelo , perfecta, emocional, intrínsecamente ligada a nosotros, formando parte de nuestro espíritu….si, tal vez no sean mi banda preferida, pero hostias, me inclinaré hasta el fin de mis tiempos ante ellos…de los mejores, antes, ahora y hasta que les de la gana….UP THE IRONS!!!

Jaume Bellini

IRON MAIDEN, THE BEASTS

¿Puedo jugar con la locura? (Can I play with madness?), es lo que nos preguntaban al salir al escenario IRON MAIDEN. ¿¿¿Que si pueden?!?!? ¡¡Por supuesto que si, adelante chicos!!

Aún que todo empieza mucho antes… Des de el día en el que compras la entrada, te sumerges en un proceso de entusiasmo constante, donde cuentas los días que quedan para el gran evento y acabas explotando, en este caso, el 27 de mayo en el Palau Sant Jordi. Y eso me pasa a mi, a ti y a las más de 15.000 personas que nos rodeaban.

Cada uno de sus conciertos son experiencias únicas, solo tienes que dejarte llevar, adentrarse en su locura y dejar que jueguen con ella. Aún siento el calor del fuego en mi cara, aun suenan los coros de miles de personas en mis oídos, se me pone la piel de gallina al cerrar los ojos y pensar en ello. La doncella de hierro entró y arrollo con todo lo que se le puso por delante. Impresionantes, como siempre, chapó, me quito el sombrero, la gorra y hasta la boina. Gracias por hacerlo una vez más. UP THE IRONS!!

Alba Lafuente

LOS PUTOS AMOS

IMG-20140529-WA0010Me comenta el amigo Jaume que describa en unas pocas líneas lo que sentí al enfrentarme a la Doncella por enésima vez. Difícil tarea cuando te enfrentas a la que seguramente es la mayor banda de metal de todos los tiempos, un grupo que ha sobrevivido a todo y que hoy, más de tres décadas después de su creación, siguen en un estado de forma absolutamente matador. Momentos hubo muchos: la salida en tromba con “Moonchild”, la recuperación de un tema tan maravilloso como “Revelations”, los recuerdos a los primeros tiempos con “Phantom Of The Opera” o esa inmensa “Wrathchild”, ver el Sant Jordi desgañitándose cantando el riff de “Fear Of The Dark”, alucinar ante el estado vocal que conserva un Bruce Dickinson pletórico, observar a un chaval de no más de trece años cerca de mí llevarse las manos a la cara emocionado cuando el telón del escenario anunciaba la llegada de “The Trooper”, comprobar el inmenso gusto que sigue teniendo punteando Adrian Smith, las interpretaciones de temas como “Run To The Hills, “Two Minutes To Midnight” o “The Number Of The Beast”, clásicos que deberían ser enseñados en las escuelas como si fueran patrimonio de la humanidad… todos ellos momentos inolvidables. Pero dejadme que os diga una cosa, para mí, el instante mágico, ese que se te queda grabado a fuego en tu memoria, es ver salir a Steve Harris armado con su bajo capitaneando esta banda que es la suya. Su imagen corriendo de un lado a otro, cantando las canciones con el pie encima del monitor o apuntando con su Precision las primeras filas, es para un servidor una imagen icónica y definitivamente este tipo es el heavy metal.

Andrés Martínez

IRON MAIDEN

Ha vuelto la gira del Maiden England a mi ciudad y eso no puede ser mejor. Iron Maiden cumplieron con un excelente concierto inaugural esta segunda parte del tour. Además varian un poco el set list, “Wrathchild”, “Revelations” y “Sanctuary” fueron los temas escogidos. Y no entendí como la gente no se volvía loca con Sanctuary, ¡pero si el temazo más clásico que Maiden pueden usar para cerrar sus show!. Encima alguien me suelta esto es una estafa, solo 1h 40 minutos de duración. ¡Pero si las bandas de críos que vemos hacen un show de 1h20 minutos como mucho! ¡Pero si están tocando himnos que nunca en tu puta vida oirás a nadie hacerlos así! Claro que faltan temas coñe, pero si quieres un temario a tu medida págales un concierto en el puto salón de tu casa. Iron maiden y Eddie son lo más enorme que hay en el heavy metal y agradecidos tenemos de estar de que sigan actuando a este gran nivel y que nos dejen ir a sus conciertos. ¡Gastaros la pasta en su merchan leñe! (eso si podrían renovarlo un poco en esta segunda parte de gira …), no veréis más un show así de ellos, y luego vendrán los lloros.

Eduard Tuset

 

MAIDEN

Maiden… Es pronunciar o escuchar esta simple palabra y de repente toda una vida aparece ante mis ojos, la primera vez que los escuché en una cinta pirata mal grabada en un cassette que se utilizaba para cargar juegos en un sencillo MSX.

Interminables viajes en coche de 20 horas escuchando el “The Number of the Beast” y el “Peace of Mind” en cintas piratas aún peor grabadas. La primera vez que te encuentras en una tienda de discos y se te ilumina la vista con la portada del

Life After Death” y con 11 míseros añitos suplicas a tus padres que lo quieres, y aun siendo tan crío sabes que no es un capricho, sabes que lo quieres, lo necesitas, LO DESEAS y no saldrás de allí hasta que consigas que te lo compren, que te

dejarías arrancar la piel por poder tenerlo, y escucharlo durante meses y meses y meses una vez tras otra y tras otra y tras otra (y así durante el resto de tu vida), porque aparte de adorarlo no tienes recursos para comprar más vinilos, lo llegas

a escuchar tanto que ya no es un simple doble vinilo, llega a formar parte de ti, entra dentro de tus venas, te atrapa, te posee y jamás, jamás te dejará escapar de su hechizo, escuchar un “Scream for me …” e inconscientemente oír “Long

Beach” y acordarte del “Running Free“.

La primera vez que eres capaz de tocar con la guitarra un simple riff como el del “Wrathchild“, la primera vez que los ves en directo o la primera vez que te atreves a berrear el “The Trooper“, la primera vez que conoces a otro zumbado de este

mundillo, nombras a Maiden y ya pueden pasar horas hablando con un desconocido, sólo de sus discos mientras llueven birras y que parezca que hace siglos que os conocéis, ¿a quién no le ha pasado esto?

Eso es Maiden para mí, es toda una vida junto a bandas como ACCEPT, U.D.O., Warlock, DORO, Judas Priest, Scorpions, Metallica, King Diamond, Pretty Maids, W.A.S.P., Slayer, Kreator y un largo etc. Una banda sonora de lujo llena de

recuerdos, de buenos y malos momentos en los que una simple canción te ayuda a seguir adelante y aplastar todos los jodidos muros que se te pongan delante. Eso fue lo que sucedió en el Sant Jordi, sentir el hormigueo y el temblor en las

piernas la enésima vez que los volvía a ver, como si fuese la primera vez. Esa es la grandeza de Iron Maiden.

Albert Vega

IRON MAIDEN O LA REDENCIÓN DE LA NOSTALGIA

Los ochenta fueron una década clave para entender el Metal hoy día. Desgraciadamente no tuve la oportunidad de vivirlo. Me incorporé al universo maideniano con “Fear of the dark” y por ello este tipo de giras, este déja vu, se presenta para un servidor como una oportunidad única.

El año pasado en el Sonisphere lo disfruté mucho pero lo de esta noche ha sido antológico con tres momentos culminantes, a saber: “Revelations”, “The phantim of the opera” y “Seventh son of a seventh son”. Éxtasis en estado puro y Iron Maiden demostrando porqué son una de las bandas más grandes del planeta.

Gentes venidas de muchos países… Finlandia, Brasil, Holanda, Inglaterra, otros puntos de España… Eddie’s por doquier, Bruce Dickinson en un estado de forma sensacional, Jannick Gers mostrándose cual malabarista con su guitarra… todo casi perfecto salvo un sonido normalito y que a nivel de escenografía y luces casi no hubieron cambios respecto al año pasado. Preocupante me pareció el estado de forma de Dave Murray pues incluso en “Aces high” (si mal no recuerdo) se apoyó incluso en uno de los laterales mientras tocaba en un gesto más de cansancio que de pose.

Sea como fuere lo de iron Maiden de ayer fue una delicia, una exquisitez. Que sigan grabando discos nuevos pero que de gira vengan con repertorios y escenografías retro.

Y no quiero acabar sin acordarme de unos Anthrax a los que no se puede calificar de teloneros. Una salvajada de concierto, oiga.

Marc Gutiérrez

 

UP THE IRONS!

Ok, lo reconozco, flipamos mucho, pero es que hay que reconocer que estos cincuentones se lo curan para ponernos palotes.IMG-20140528-WA0001

Te levantas por la mañana y dices: ottia, que guais, hoy bolo de Maiden! Sientes ese cosquilleo que precede a una de esas veladas que sabes que van a ser apoteósicas. Y estos cabrones hijos de la Gran Bretaña no te defraudan. Nunca. Yo a eso lo llamo Heavy Metal Old School. Tendrán mas o menos necesidad de pasta, sacaran mejores o peores discos, serán mas o menos famosos que en los ’80, pero se pasaran la vida girando hasta que no se aguanten los pedos.

Es genial ir subiendo hacia el St. Jordi viendo la amalgama de peña y diferentes generaciones que son capaces de reunir. Estamos los macarras de la vieja guardia de siempre (la mayoría de los que acompañan este articulo con el mío lo son), Los papis cuarentones con el chaval-chavala de 10-12 años, las nuevas y entusiastas generaciones, los calvos cincuentones y orgullosos. Vaya, que mola mazo

Respecto al repertorio poco que decir. Maiden England. Brutal!! Solo eche de menos oír por segunda vez en mi vida el tema de apertura del “Somwere in time”, pero da lo mismo. Cuando te empiezan con “Moonchild”, siguen con “Can a play with madness”, y por medio “Phantom of the opera”, “Iron Maiden”, “The Trooper” y demás, te pones a saltar y chillar como si no existiera un mañana

Veremos que nos ofrecen en sus próximas giras. Tengo entendido que se acabó lo de tocar solo temas de los ochenta. No se, por mi que se pasen así toda la vida. Soy de los que piensan que bandas con tan extenso bagaje como Maiden, Judas, Megadeth Motor o Slayer deberían dedicarse a sacar un solo disco de cada tres o cuatro que sacan, así harían auténticos discazos cada 4-5 años y se podrían dedicar a girar tocando solo los clásicos más un par de temazos de sus últimos álbumes.

Haré un aparte para Anthrax, otros de los grandes que siguen ahí con su repertorio de NYTHRASH impertérritos al tiempo y las modas. Grandes.

Pues eso, Maiden putos amos, Big Ones.

Joanmi I.O.

IRON MAIDEN

Vamos al grano, como nos gusta a los punkies: YO NACÍ EL AÑO DE MAIDEN ENGLAND, tengo 25 años y solo he visto a los Maiden dos veces, el año pasado en el Sonisphere de Francia (Amnéville) y ayer. ¿Quién quiere criticar? Ah, perdona, ¿no son los mismos que en 1988? Vale, están abuelos ¿no? ¡Venga ya!

Son la única puta banda junto con Metallica capaz de llenar un St. Jordi, están a años luz de las demás bandas y lo clavan en cada show. Dickinson está en algún lugar entre Dios y Steve Harris y lo de Adrian Smith es insultante, ¡Vaya crack! No me meto en si son demasiados guitarras o los solos demasiado largos, simplemente doy gracias a la vida por poder disfrutar de sus shows. Somos la ciudad

con más fortuna del mundo y nos cagamos en las bragas… A las puertas del Primavera Sound (fiesta Hipster por excelencia) enchufamos a los Maiden y a tomar por culo, somos una ciudad donde podemos ver a Volbeat en el Apolo, a los Manowar (codo con codo con los Mojinos ¿WTF?) en un mes y a Maiden para 15mil personas. En Alemania, Volbeat tocan para 15mil, Maiden y Manowar encabezan carteles de 80mil. Vale, Sanctuary, Aces High, Two Minutes to Midnight, Run to the Hills, Wrathchild, Seventh Son, Wasted Years y el temazo de todos los temazos del mundo: THE EVIL THAT MEN DO. Para todo lo demás: MasterCard.

En resumen: Concierto con Set-List de traca donde Steve Harris puede sacarse la camiseta y mostrar musculo a lo Balotelli, a ver si el gilipollas de Ronaldo se entera. Apa, nos vemos en el primavera!

Guillem Sort

IRON MAIDEN

IMG-20140527-WA0017Ha llegado el día esperado por toda la parroquia heavy metalera, el día que llevamos todos esperando con mucha ilusión desde que adquirimos las muy apreciadas entradas de la Doncella de Hierro y es que para un Metalhead asistir a un concierto de IronMaiden es algo muy especial, es lo que yo voy a llamar “El Ritual”. Este ritual tiene unas fases muy bien diferenciadas que voy a describir a continuación:

– Nerviosismo por adquirir una entrada de Maiden días antes de que estas se pongan a

la venta.

– Un estado de mucha emoción con una mezcla de ansiedad los días antes del concierto.

– La preparación el día del concierto, seleccionando tu mejor camiseta de Iron

Maiden para lucir delante del personal y degustando todos los clásicos de la band rememorando antiguos conciertos de Maiden a los que asististe.

– Cuando se apagan las luces del pabellón y comienza la intro del concierto entras en tal estado de emoción que tienes hasta ganas de llorar de la alegría que tienes.

– Cuando se acaba el concierto entras en estado de tristeza mezclado con alegría por lo visto y por lo que ya ha pasado y por lo que tendrás que esperar para volver a verlo.

Vamos a entrar en materia, para empezar tengo que decir que benditas son las giras Revival de los 80 que están realizando los Iron Maiden estos últimos años, son toda una gozada para los que no las pudimos disfrutar en su época. Con una gran producción esta vez nos vienen a presentar por segunda vez la gira del Made in England ya que el año pasado ya estuvieron por aquí con este show. Qué se puede contar de lo visto, Maiden es una de las mejores bandas de la historia del Heavy Metal y con semejantes temazos como Moonchild, Can I play with Madness, Wasted Years, The Troopers, Number of the Beast y Seventh Son of a Seventh Son, se metieron a todo el San Jordi en el bolsillo de inicio a fin y si a eso le añadimos una mega producción con pantallas, fuego, explosiones, los 4 eddie`s que salieron al escenario..miel sobre hojuelas!!!. A la banda se le veía fresca y en un muy buen estado físico para la edad que tienen y totalmente entregados encima del escenario, sumando todos estos factores puedo asegurar que nos encontramos ante seguramente el mejor concierto de este año. Y con el ritual todavía muy presente en mi cabeza solo puedo decir dos cosas: amo ser Heavy y por ultimo, UP THE IRONS.

Javi Alonso

Fotos by Rosa Fernández y Javier Alonso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s