STHLM FIELDS – ESTOCOLMO

Viernes 30 de Mayo de 2014

STHLM FIELDS, Estocolmo (METALLICA + SLAYER + DANZIG + MASTODON + GHOST + GOJIRA + CULT OF LUNA + SPIDERS)

10426650_10203759092240108_7996568560658450539_nHoy ha tocado madrugar de lo lindo para llegar al aeropuerto con el tiempo suficiente para no llevarse sorpresas de cara a la siguiente estación de este viaje. En punto ha salido el avión desde Helsinki a Estocolmo y en un poco menos de una hora ya estaba allí. Solo se ha visto empañado por 10 minutos de turbulencias severas, aunque lo de menos han sido las sacudidas y lo curioso ha sido la casualidad de que iba escuchando a través de los auriculares “For whom the bell tolls”. Nota mental: no volver a oír esa canción en estas circunstancias, especialmente cuando llega la parte en que la letra dice: “Take a look to the sky just before you die, it’s the last time you will”. Da muy mal rollo.

Estocolmo me ha recibido de la misma manera que abandoné Helsinki, con una lluvia intensa que no invitaba a aprovechar la mañana para echarle un vistazo rápido a alguna parte de la ciudad antes de tirar para el recinto donde tenía lugar el festival. De hecho, llovía tanto que he permanecido en la tranquilidad del bar del hotel, tomando unas cervecitas para ir poniéndome en situación y en espera de que amainara algo. Pasado un buen rato la cosa pintaba mal y al final he decidido hacer de tripas corazón y echarme al monte, con la buena suerte de que hacia la mitad de la media hora de camino que hay desde el centro hasta el Gardet Royal Park ha dejado de llover y además de manera radical en lo que restaba de día, algo que he agradecido profundamente porque ya me veía volviendo en canoa al hotel por la noche.

Esto ha hecho que me perdiera a las tres primeras bandas: Spiders, Cult Of Luna y Gojira. Al menos me queda el consuelo de que ya había visto a todas con anterioridad. Las perspectivas climatológicas no eran muy halagüeñas y ya me veía hecho una sopa como en Helsinki. Afortunadamente el dios del trueno sueco ha decidido mirar para otro lado y permitirnos disfrutar de una buena tarde/noche de festival a la marabunta que allí nos hemos dado cita. Porque según te acercabas al parque las hordas que poblaban las calles y que se dirigían cual ejército al lugar de la batalla eran cada vez más numerosas. De hecho he visto más tarde en la web del festival que hemos sido casi 52.000 personas, batiendo un nuevo record de asistencia a un festival en un solo día en Suecia.

A este respecto, decir que la organización dentro del recinto se ha quedado corta en sus previsiones. Había montones de barras y montones de puestos de comida, pero creo que se les IMG_20140530_154338han desbordado todas las expectativas de asistencia de espectadores y ha habido momentos en que las colas eran kilométricas para casi cualquier cosa que quisieras hacer, ya fuera comer, beber o hacer aguas menores (o mayores). Curioso que de nuevo estaba acotada la zona donde se podía beber alcohol, siempre lejos de la zona principal de los dos escenarios (norte y sur) en los que han tenido lugar los conciertos. Ya me pasó en Helsinki y pensé que se debía al hecho de que el festival tuviera lugar en una playa. Aquí era en un parque enorme dedicado normalmente a la práctica de deporte, por lo que ya no sé si también lo hicieron así para preservar el césped y el entorno todo lo posible o porque esta es una forma de hacer las cosas propias de Escandinavia. A ver que me encuentro el domingo en Oslo.

Habiéndome perdido a los tres primeros grupos, aparecí en escena cuando empezaban los locales Ghost. Esto de jugar en casa supongo que es cómodo porque había multitud de gente agolpada frente al escenario mayor para presenciar su actuación. Con un listado de canciones creo que idéntico al visto hace un par de días, volvieron a triunfar de lo lindo. Desde luego al que no le hagan gracia no le habrán convencido hoy pero los que disfrutamos con su singular propuesta salimos más que satisfechos. Y todavía me quedan otras dos ocasiones para gozarlos. Al final en un año voy a ver más veces a estos suecos que a buena parte de mis amigos. Sonaron muy bien, tónica por cierto que se repitió durante toda la noche y salieron a hombros en su propia casa. Aquí son grandes, como demuestra la gran cantidad de parafernalia suya que portaban bastantes de los asistentes al festival y no solamente en forma de camisetas, sudaderas o banderas, sino incluso con máscaras al más puro estilo de los nameless ghouls que forman parte de la banda.

Previo paso por la zona de refrigerio para tomar algo, me he dirigido al escenario pequeño (y lo de pequeño es un decir porque era enorme) para ver por enésima vez a los norteamericanos Mastodon. Y de verdad que no me canso de hacerlo porque se salieron. Cuando cuentan con unas buenas condiciones sonoras para presentar su peculiar estilo te dejan con la boca abierta, porque canciones y calidad tienen para dar y tomar, y más con el rodaje que llevan añadiendo durante los últimos años a su carrera y que les ha hecho girar y girar sin parar por cualquier esquina del mundo. En una hora dieron un repaso a su discografía y a los que allí estábamos para verlos y presentaron lo que definitivamente son un par de temas nuevos del álbum nuevo que van a publicar a finales de Junio y que llevará por título “Once more ‘round the sun”, en lo que promete ser otro nuevo capítulo en esa cada vez más interesante lista de títulos que va engordando el cuarteto original, invariable desde sus comienzos. (Ver vídeo)

 

IMG_20140530_171007Con la sonrisa en la cara me he dispuesto a recorrer el largo trecho que separaba ambos escenarios, pista clara de que la cantidad de gente que ya poblaba el parque no iba a hacer sino aumentar a un ritmo vertiginoso. Slayer tocaban allí y la expectación era máxima (o eso creía yo en ese momento). Gente corriendo para poder situarse lo más cerca posible del escenario, camisetas por doquier y clones calvos y barbudos de Kerry King por todas partes. Hay veces que te dan ganas de parar a alguno de lo parecidos que son, pero estos sonreían, así que seguro que ninguno era el original. Un setlist muy parecido, si no clavado, al de hace un par de noches aunque con algún cambio en el orden de los temas, no muy significativo pero que le otorgó cierta diferencia al anterior. En lo musical impecables como de costumbre. Es un sello de la casa que no fallen nunca, pero de nuevo esa sensación de haberlo visto todo ya demasiadas veces y de oficinistas que se limitan a fichar y cumplir con el expediente. A mitad del show me he alejado porque mi gaznate me pedía gasolina y cuál ha sido mi sorpresa cuando he visto que había casi más gente en las distintas barras que viendo a Slayer. No sé como tomármelo, aunque creo que se debía a que había tantísima gente que había público para todo tipo de comportamientos. (Ver vídeo)

 

Después de casi cuarenta y cinco minutos de espera para poder comprar una cerveza y pensando que me iba a perder el comienzo del concierto de Danzig, he acabado pillando dos cervezas y haciendo una españolada. Me he bebido una dentro del espacio acotado y me he guardado la otra en el bolsillo trasero del pantalón (a pesar de que te las daban ya abiertas), tapándomela con la camiseta para que los de seguridad no me vieran. Una vez en las primeras filas frente a Danzig he podido disfrutarla ante la atónita mirada de los locales que me miraban con caras mezcla de envidia e incredulidad. Lo siento amigos, para eso uno viene del país de la picaresca. De no haber visto nunca a esta banda a verlos dos veces en tres días. Y qué dos veces, porque si lo de Helsinki fue grande, lo de Estocolmo más aún. Podía pensar que había sido un espejismo provocado por las ganas que tenía de verles pero lo cierto es que nada que ver con la realidad. Grupazo de la vida con un directo arrasador y liderados por un Glenn Danzig en estado de gracia tanto vocal como anímica y un grupo que lejos de limitarse a ser meros comparsas, se dejan la piel. Provocaron sonoras ovaciones y durante algo más de una hora fueron soltando uno tras otro bombazo hasta tener que llegar incluso a salir después de haber terminado en un principio con su clásico “Mother” ante la insistencia de los que allí estábamos para ofrecernos un tema extra que no estaba previsto. Lástima que solo acompañen a Metallica en estos dos conciertos, porque repetiría tantas veces como fuera necesario. No sé cuando podré volver a repetir la experiencia pero si no lo hago, me quedaré con el recuerdo de dos noches grandiosas. (Ver vídeo)

 

A las 20:45 los protagonistas del evento salían al escenario principal y ante una muchedumbre de gente como hacía tiempo no veía arrancaron con el mismo trío de temas con el que empezaron en Helsinki, los tres pertenecientes a su tercer álbum: “Battery”, “Master of puppets” y “Welcome home (sanitarium)”. Al igual que la otra vez, un comienzo sublime que puso el listón muy alto para el resto del concierto. Sin embargo, y en una nueva demostración de poderío por parte del cuarteto, no hicieron otra cosa sino venirse aún más arriba para seguir con la primera novedad de la noche, que en forma de “Harvester of sorrow” dejo patidifuso al personal. Una gran interpretación de “The unforgiven” dio paso a uno de esos momentos que a nivel personal prometen ser parte fundamental del recuerdo de esta odisea. Tocaron “Lords of summer”, ese tema nuevo que ha despertado todo tipo de comentarios, tanto elogiosos como devastadores (como siempre que se habla de Metallica) y que para mí es un auténtico exitazo de la banda. Suena con una contundencia tal en vivo que estoy por decir que me está gustando casi más que alguno de los clásicos más clásicos. (Ver vídeo)

 

De ahí hasta el final de la primera parte de su concierto sonaron los mismos temas que en Helsinki con algún ligero cambio de orden. Está visto que la gente tiene gustos parecidos a la IMG_20140530_161708hora de votar los temas que quiere escuchar. Entre todos ellos destacaron sobremanera una interpretación soberbia de “…And justice for all”, un “Sad but true” con el Hetfield desbocado de sus mejores épocas y un “Blackened” que sintiendo mucho de antemano la falta de educación de lo que voy a decir, me la puso tiesa. No se me olvida “Ride the lightning”, ese pedazo de tema en el que siempre destaca sobre los demás un excelso Kirk Hammett con ese solo tan característico de la canción y que no para de bordar noche tras noche. Final de traca con “Nothing else matters” y por supuesto “Enter sandman” y las más de cincuenta mil almas que nos habíamos dado cita gritando hasta quedarnos afónicos para que salieran de nuevo. Cosa absurda por cierto, porque ya sabíamos que iba a ser así, pero no lo podíamos evitar. (Ver vídeo)

 

El bis consistió en tres temas, el primero de los cuales fue afortunadamente “Creeping death”, que no había sonado en Helsinki y que creo que es un tema que jamás debería faltar en ninguno de sus conciertos. Algo que creo incluso la banda comparte conmigo, porque creo que seguramente esa debe ser la canción que más veces han tocado en toda su historia, por encima incluso de otras que os podáis imaginar. El segundo lugar del bis le corresponde en esta gira a la votación que a lo largo del mismo día del festival se puede hacer por sms entre las tres canciones que han quedado al borde de entrar en las votaciones previas al show. Desgraciadamente volvió a triunfar “Whiskey in the jar”  y no porque me desagradara, que de hecho la tocaron infinitamente mejor que la otra noche en Helsinki, hasta el punto de que el propio James Hetfield hizo mención antes de tocarla a su desastrosa exhibición del otro día. Sino porque la otra opción cuasi ganadora era “The four horsemen” y si me la llegan a haber tocado me tienen que sacar del parque con espátula porque me habría quedado pegado al suelo. Despedida final con la fiesta que siempre supone “Seek and destroy”  y un público absolutamente entregado a una causa que parece no tener fin. (Ver vídeo)

 

Cuidado que les he visto veces, pero la de hoy probablemente la recordaré como una de los mejores. Porque han tenido un sonido brillante de principio a fin, porque su comportamiento encima del escenario tanto en actitud como en lo musical ha sido impecable y porque ver especialmente a Hetfield disfrutar más encima de un escenario de lo que jamás lo ha hecho es algo que se transmite al público. Seguramente me dejo llevar por la emoción pero ya son muchas las ocasiones en las que les he visto y por más que siempre salga con una sonrisa digna del peor Joker de cada una de ellas, no deja de fliparme que después de tantos años todavía me pueda sorprender de lo vivido como si fuera la primera vez. Dos de diez. Busca, compara y si encuentras un final mejor que éste, cállatelo, que yo estoy muy feliz de la vida convencido de que es imposible mejorarlo. (Ver vídeo)

Jorge Delgado

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s