ACCEPT

ACCEPT

dLos australianos Dammations Day eran los encargados de abrír la jornada para dejar más tarde paso a ACCEPT, con una mezcla de Thrash y Power Metal presentaban su primer trabajo sobre el escenario llamado Invisible, the Dead. Sonaron y tocaron de lujo, me sorprendieron con temas elaborados y una gran voz, viéndolos resultaba muy evidente que aún siendo jóvenes (desde mi perspectiva, claro está) se trataban de músicos con mucho rodaje ya a sus espaldas. He de confesar que a ratos me daba la impresión de que el cantante abusaba en exceso de los gritos, pero si yo tuviese una voz así creo que también abusaría, jeje. Por lo general me gustó bastante su actuación.

Y ahora, Ladies and Gentlemen …

POR FIN, POR FIN, POR FIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIN, ACCEPT en Barna. Son muchas las bandas que me han marcado de forma enfermiza a lo largo de mi vida, pero sin duda alguna ACCEPT está por encima de todas ellas, desde su primer trabajo en 1979 hasta su última publicación Blind Rage y sí, incluyo de forma incondicional Eat The Heat y Predator digáis lo que digáis.

Lo primero que me caló, cómo no, fue la voz de Udo, seguido por esos fantásticos riffs y solos de Wolf cuyo estilo de tocar hizo que cayera rendido en una obsesión que ya por aquel entonces sabía que me eduraría toda la vida, 35 años después sigo pensando igual.

Cuando la banda anunció que volvía a trincheras tuve taquicardias durante una semana entera, todo el mundo apostaba por la vuelta de Udo, los que me conocen pueden dar fe de que yo jamás aposté por ello, Udo siempre dijo que, dejando de lado la celebración de los 25 años de la banda en un par de festivales, jamás volvería y así lo cumplió, demostrando una coherencia y determinación poco habitual en este mundillo, me abstendré de dar ejemplos. Mi incertidumbre era saber quién sería el nuevo frontman y la primera vez que escuché a Mark Tornillo he de admitir que quedé maravillado, soy poco objetivo, lo sé, pero quedé realmente maravillado. ACCEPT volvía a estar en la carretera y dispuesta a grabar nuevo material. ¿QUÉ MÁS PODÍA PEDIR?

Ésta es la tercera vez que los veo con Mark al frente, arropado por los líderes indiscutibles de la banda Wolf Hoffmann y Peter Baltes, el monstruo de Herman Frank a la guitarra y Stefan Schwarzmann a la batería. La cita era en Razzmatazz y allí estaba yo, expectante, nervioso, con la piel de gallina incluso antes de que empezaran y al borde de un ataque de histeria como si de una fan de Take That se tratase.

ACCEPT es una banda que lo podría tener muy fácil si quisiera, bastaría que hiciese conciertos tirando de los temas que la llevaron a la cumbre del Heavy Metal de los 80, clásicos cargados de himnos, con los que muchos de nosotros hemos crecido, tienen todos los que quieran y más. Sin embargo parece ser que han decidido centrarse en esta nueva etapa que pueden disfrutar gracias a la incorporación de Mark y apostar más por los temas de las tres publicaciones que tienen con él hasta el momento, algo que no tan sólo no les echo en cara, sino que realmente admiro aunque ciertos clásicos sean inevitables.

Hicieron un amplio repaso de Blood of the Nations, Stalingrad y Blind Rage, abrieron con el single Stampede, siguieron con Stalingrad, Hellfire y 200 Years, para dar paso a los míticos Losers and Winners, London Leatherboys y Starlight, con una presentación así ya te dan a entender qué tipo de setlist ofrecerán, apuestan muy fuerte y defienden sus nuevos temas con la contundencia, orgullo, cfuerza, solidez y “cojones” que corresponden a una banda de su nivel, algo que muy pocas bandas tienen las agallas de hacer (sí lo sé, me repito pero no he podido evitarlo).

Lo hicieron todo a la perfección, no fallaron en ningún momento, dejaron encantados incluso a los fotógrafos de prensa ya que Wolf Hoffmann no tan sólo no se escondía de ellos sino que posaba y los buscaba con la mirada según me comentóEduard “Satan” Tuset, unos de los fotógrafos presentes ese día y también colaborador de este blog. La calidad del sonido fue excelente y el show que ofrecieron me mantuvo en tensión en todo momento, no me dieron ni un sólo segundo de descanso lo cual dificulta mucho incluso que te quieras perder ni 3 minutos para ir al lavabo (según las cervezas que lleves encima esto puede ser un grave problema).

Volé, levité, me emocioné, con el Restless and Wild se me humedecieron los ojos y vibré, vibré rozando la locura más insana que podáis llegar a imaginar.

 

Aquí os dejo el setlist, juzgad vosotros mismos, yo lo encuentro fantástico.

 Albert Vega

Fotos by Irene Serrano

Setlist:

 

Stampede

Stalingrad

Hellfire

200 Years

Losers and Winners

London Leatherboys

Starlight

Dyind Breed

Final Journey

Shadow Soldiers

From the Ashes We rise

Restless and Wild

Ahead of the Pack

No Shelter

Princess of the Dawn

Dark Side of My Heart

Pandemic

Fast as a Shark

 

Encore:

 

Metal Heart

Teutonic Terror

Balls to the Wall

 

Outtro:

Bound to Fail

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s