GUITARE EN SCENE

GUITARE EN SCENE 

guitare_en_scene

18 de Julio

 

Iba a ser una noche tranquila por el barrio de Gracia, de esas que no esperas que nada suceda, un par de birras y a casa. De echo así fue, pero entre la primera birra y la segunda salió el tema, “¿Has visto el cartel de este festival?” me pregunta una amiga y así empezó todo, sé que lo hizo a mala fe, sabía que con sólo ver los cabezas de cartel me quedaría sin respiración.

 

Guitare En Scène es el nombre de este festival que se celebra cada año desde el 2007 (si no estoy mal informado) en una pequeña población francesa que linda con Ginebra llamada Saint-Julien-en-Gevenois. Las primeras bandas en las que me fijé del cartel, como no, fueron U.D.O.Steve VaiDeep PurpleBeth HartAirbourneUli Jon Roth y Eric Sardinas. Con tan sólo esos nombres y la perspectiva de tres días de Rock, Heavy, Blues y nuevas bandas a conocer …

 

¿Cómo resistirse a tal tentación?

 

Cuando me quise dar cuenta había planeado la ruta en moto, buscado los hoteles y comprado el bono para los tres días, ya no había vuelta atrás. La búsqueda de hoteles no fue sencilla, lo más cercano que pude encontrar fue a 18 kilómetros del festival, en un pueblo llamado Gaillard, el resto estaba todo agotado desde hacía ya meses, así que si alguno de los que podáis estar leyendo esto os animáis a ir, no esperéis mucho a pillar hoteles, ya que cerca del recinto dónde se celebra hay dos.

 

La primera sorpresa fue al llegar al estadio, tenían habilitado un aparcamiento exclusivo para motos justo al lado de la entrada. La segunda es que tenían una zona de consigna dónde pude dejar todo lo que quise sin tener que pagar nada extra, todo estaba incluido en el precio de la entrada, una vez dentro pude ver que habían dos escenarios, el principal cubierto y con gradas, el segundo escenario al aire libre.

 

Y empezaba el primer concierto del que se encargó Thomas Schoeffler Jr en el escenario descubierto, sentado, con la única compañía de su guitarra, una armónica y una batería de pie nos deleitó con una muy buena sesión de Folk y Country que me mantuvo atento y con muy buen rollo en todo momento, no pude evitar sentir que me movía al ritmo de su música aun no conociendo sus temas, pero claro, siendo un estilo del que ya soy fan tampoco es de extrañar.

 

Si os gusta este tipo de estilo yo creo que se merece una, dos o varias oportunidades, aquí os dejo su bandcamp. (Bandcamp Thomas Schoeffler Jr)

 

El segundo concierto se celebrara en el escenario principal, Jimmie Vaughan, hermano mayor de la leyenda Stevie Ray Vaughan, salío al escenario con una gran banda, incluyendo instrumentos de viento, contrabajo y una cantante de la que no recuerdo el nombre. Si hay algún fan de este buen señor por aquí deberá disculparme pero me aburrió soberanamente, si estuviese en un bar bebiendo unas cervezas con mis amigos sería una música perfecta para tener de fondo, a bajo volumen y que no molestase demasiado, sin embargo el público en general disfrutó con él, supongo que el problema era sólo mío.

 

El siguiente concierto fue en el mismo escenario y se trataba de Beth Hart, fue el primer bombazo del festival, podría intentar resumir su actuación (y la de su banda) con palabras como intensidad, fuerza, pasión, entrega, emotividad, pero realmente ninguna de dichas palabras o las que pueda llegar a escribir podrían hacer justicia a lo Beth hizo en el escenario, fue sencillamente extraordinario. Con un setlist formado por temas propios y versiones nos regaló uno de esos conciertos que no podré olvidar en la vida.

 

Setlist:

Can’t Let Go (Randy Weeks cover)

Lifts You Up

Sinner’s Prayer (Ray Charles cover)

I Love You More Than You’ll Ever Know (Blood, Sweat & Tears cover)

Thru the Window of My Mind

Learning to Live

Spirit of God

Bang Bang Boom Boom

With You Everyday

Delicious Surprise

I’d Rather Go Blind (Etta James cover)

 

Encore:

Trouble

Swing My Thing Back Around

Baddest Blues

 

Los siguientes en aparecer sobre el escenario, esta vez del escenario descubierto eran los Mountain Men, un dueto de guitarra, voz y armónica francés que tocan una mezcla de Blues y Country y a los que tenía una enorme curiosidad por ver, ya que días antes estuve haciendo youtubes de la banda y ya me gustó mucho lo que escuché.

 

Encaraba el concierto con algo de escepticismo, esperaba mucho de él y me daba miedo quedar defraudado, pues aún esperando mucho de ellos puedo decir que superaron por completo las mejores de mis expectativas, tanto que sería capaz de volver a recorrer los 800 km que separan Saint-Julien-en-Genevois de Barcelona sin pensármelo dos veces para volver a verlos.

 

Me gustaron tanto que aun hablando en francés entre canción y canción y sin entender nada no podía evitar reír con las supuestas bromas que hacían con la gente, su conexión con el público, tanto entre canción y canción como musicalmente era fantástica, se les veía cómodos tocando, relajados, disfrutando lo que provocaba que la gente se dejara llevar por ellos en todo momento, y añadiendo que musicalmente me encantaron, puedo asegurar que junto con Beth Hart fue una de las grandes sorpresas que tuve durante el festival. (Ver vídeo 1) (Ver vídeo 2) (Ver vídeo 3)

 

 

A continuación, en el escenario principal, el que parecía el cabeza de cartel del día, Thomas Dutronic, me atrevería a decir que era Gypsy Jazz, al público le encantó, era como una fiesta sin descanso, a mí personalmente, no tan sólo me aburrió, incluso me generó mal rollo, creo que es de las actuaciones más sosas, aburridas y tediosas que he visto en mi vida, no lo lograba entender. Me fui a cenar rezando para que no durase demasiado.

 

Para quien tenga curiosidad: Ver vídeo.

 

Y llegaba el momento de la última actuación, de nuevo en el escenario descubierto y otra que realmente tenía muchas ganas de ver, Ana Popovic Big Band. Otra actuación de la que esperaba mucho pero en la que no se repitió la sensación que tuve con Mountain Men.

 

Empezaba el bolo con la banda y una intro musical de unos 5 minutos, tras la cual el bajista presentó a la gran, increíble y única Ana Popovic, mientras ella salía como si de una grandísima estrella se tratase. Tras saludar al público y coger su Fender empezó a tocar, y a tocar, y a tocar, y a tocar, no se puede negar que es una excelente guitarrista y buena cantante pero no me transmitió nada, el público tampoco parecía muy animado, también podía ser que fuese ya la 1 de la madrugada y el cansancio del primer día pasase factura, pero realmente creo que hubiese tenido la misma sensación en cualquier otro momento. Eso sí, si tengo la oportunidad de volver a verla volveré a ver si era simplemente que yo ya no estaba muy receptivo, aunque creo que no será el caso.

 

Y así finalizó el primer día del festival.

 

 

 

 

19 de Julio

 

El segundo día del festival lo abrían los suizos Dirty Sound Magnet, otra de esas bandas que iba a conocer. No captaron mucho mi atención con la primera canción pero poco a poco consiguieron que me, literalmente, quedara embobado con ellos. Cuatro músicos excepcionales que sobre el escenario no se preocupaban lo más mínimo por mostrar una pose, sino más bien en transmitir su música, disfrutar con ella y ofrecer algo elaborado y en lo que creen, se notaba mucho la influencia de bandas como Led Zeppelin. Es de agradecer que hoy en día aún queden bandas como esta o El Dorado, por poner un ejemplo, me recordaron mucho a ellos, no musicalmente, sino en actitud; bandas que se esfuerzan en ofrecer un, vamos a llamarlo, producto fresco y de calidad.

 

Y llegaba el que para mí era uno de los momentos más esperados, U.D.O. salían al escenario principal. Udo no necesita ya presentación y no es la primera crónica que hago sobre él, también sabéis lo extremadamente fan que soy de este buen señor, no voy a repetirme en halagos y más halagos. En mi opinión Udo está en una forma brutal, estuvo demoledor, como siempre lo está, lo disfruté tanto que ni el Fast as a Shark eché de menos, tema que no incluyó en el setlist. Conoce el escenario mejor que su propia casa y sabe perfectamente como entretener y como hacerse querer por el público. Su setlist se basa completamente en su carrera como U.D.O., a excepción de los bises que fueron Metal Heart Balls o the Wall. Como siempre me sucede cuando tengo la oportunidad de verle, volví a emocionarme como si se tratase de la primera vez que le veo en directo.

 

Tras U.D.O. y en el mismo escenario era el turno del huracán Airbourne. Los muy gamberros se tomaron en serio eso de “Play it loud”, fue ensordecedor, demoledor, aplastante y todos esos adjetivos que se os pueda ocurrir de un concierto de Rock ‘n Roll en estado puro, nos ofrecieron una actuación vibrante y sin tregua, sobre el escenario temazos y alcohol, Joel O’Keeffe tocó, cantó, bebió cerveza y botellas de vino, se paseó a lomos de un miembro del staff por todo el pabellón sin dejar de tocar, hicieron un pequeño guiño a Black Sabbath con el Paranoid y otro a AC/DC dedicándoselo a Malcom Young, por aquel entonces ya sabíamos a Malcom le sucedía algo, pero aun no se sabía qué era exactamente.

 

A continuación era el turno de Sideburn, banda de Rock ‘n Roll suiza por la que tenía mucha curiosidad, ya que Joel, durante la actuación de Airbourne no dejaba de anunciarla, así que iré al grano: muchos tattooes, guitarras muy vistosas y molonas, gafas de sol (a las 22:30, ¿en serio?), un frontman que no hacía más que hacer poses sacadas del manual “10 mejores poses de un cantante de Rock”, poses que cambiaba cada 5 o 10 segundos, muy, muy molones ellos, tanto que creo que podrían verse como una película porno, sin sonido. El momento más entretenido fue cuando el mismímo Joel subió con ellos al escenario a versionar a AC/DC, despertando más espectación en el backstage cuando acabó que los mismísimos Sideburn. Aproveché para ir a orinar y cenar.

 

Y, de nuevo, llegaba otro de esos momentos que estaba deseando, Steve Vai. Al igual que con U.D.O. podría volver a repetirme con él y perderme en halagos con lo increíblemente buen músico y showman que es, no creo que sea necesario, la inmensa mayoría le hemos visto y sabemos lo crack que es, básicamente he de decir que lo que este hombre le hace a la guitarra es OBSCENO, en la época mediaval seguro que lo habrían quemado por haber hecho un pacto con el diablo para poder tocar como toca.

 

Lo que sí diré es que tras haber estado 35 años girando, aún es capaz de dar espectáculo, de hacerse querer, de emocionar a quién le escucha y ve tocar y que resulta increíble verle emocionado y dejar caer lágrimas al final del concierto cuando los asistentes se destrozan las manos aplaudiendo y gritando su nombre. Steve Vai es realmente un monstruo de escenario y es un verdadero privilegio poder disfrutar de sus actuaciones.

 

Y llegaba el último concierto del día, Eric Sardinas. Visiblemente afectado aún por la reciente muerte de Johnny Winter, toda su actuación se la dedicó a su memoria, lo que hizo que su actuación resultase muy emotiva. He de admitir no que ha sido la vez que más lo he disfrutado, tal vez me fallase un poco el sonido, pero aun así me deleité viéndole manejar el slide sobre la guitarra como muy pocos guitarristas con capaces de hacerlo.

 

Y así se cerraba el segundo día del festival

 

 

 

20 de Julio

 

Ladell McLin cargaba con la responsabilidad de abrir el tercer día del festival, un trío de blues que, todo hay que decirlo, tocaban muy, muy bien pero aunque me sepa mal decirlo, el líder, guitarrista y cantante del grupo me dio la impresión de que quería vestir como Jimmy Hendrix, cantar como Jimmy Hendrix y tocar como Jimmy Hendrix. Entre tanta demostración de buena técnica tocando la guitarra he de reconocer que perdía el hilo de los temas que tocaban, y cuando intentaba volver a entrar en ellos, por así decirlo, al cabo de un par de minutos volvía a perder la concentración.

 

Tras Ladell y en el escenario principal salía el primer plato fuerte del día, Uli John Roth. He de admitir que no soy muy fan de este buen señor, no esperaba que me encandilase ni aun sabiendo que el setlist iba a ser únicamente su etapa con Scorpions, banda de la que soy terriblemente fan a partir del Lovedrive (1979), precisamente la primera publicación de la banda tras la marcha de Uli.

 

Arropado por una grandísima banda y un extraordinario vocalista, muy encantado de conocerse el chico, jajaja, salía al escenario para abrir con All Night Long y, a partir de aquí, hacer un buen repaso a su etapa con Scorpions, evidentemente disfruté mucho viéndole tocar aunque como ya esperaba no me encandiló, pero para cualquier fan de Uli os aseguro que fue un concierto enorme, aquí os dejo el setlist.

 

Setlist:

 

All Night Long

Longing for Fire

Crying Days

The Sails of Charon

Sun in My Hand

We’ll Burn the Sky

In Trance

Fly to the Rainbow

I’ve Got to Be Free

Dark Lady

 

Z-Star, un quinteto difícil de definir, abarcan desde el Blues, Rock, rock Psicodélico, Funk e inclusos momentos que recuerdan a la etapa dorada de la música disco de los 80. Su líder Zee Gachette derrocha fuerza, determinación y una solidez sobre el escenario que te atrapa en todo momento, pero sobretodo me parecieron, además de grandes músicos, muy divertidos.

 

Creo que no es ningún secreto que Ian Gillan ya no conserva ese chorro de voz que le hizo ser el más carismático frontman de Deep Purple de entre todos lo que pasaron por sus filas, a lo largo de la actuación de la banda se dio muchos descansos y gran parte del concierto se podría decir que fue instrumental, pero con unos músicos de la calidad de Steve Morse, Ian Paice, Roger Glover, y Don Airey, no tan sólo no importa, sino que acabas pensando para tus adentros: OLÉ.

 

Fue una extensa actuación con un buen repaso de hits de la banda, temas como Lazy, Perfect Strangers, Smoke on the Water (por supuesto), Hash, Black Night, etc. hicieron las delicias de los más nostálgicos seguidores de la banda que allí nos encontrábamos, de los más jóvenes seguidores pues no sabría qué decir, pero apostaría a que también lo disfrutaron. Como comentaba anteriormente se permitieron las licencias de extender solos y partes instrumentales para que Ian pudiese “recuperar el aliento” en determinados momentos, una excusa perfecta también para quedarse embobado con la calidad de los músicos de la banda. Fue uno de los momentos más esperados por muchos y Deep Purple supo cumplir con las expectativas de una banda de su nivel.

 

Setlist:

 

Après Vous

Into the Fire

Hard Lovin’ Man

Strange Kind of Woman

Vincent Price

Contact Lost

Uncommon Man

The Well-Dressed Guitar

The Mule

Lazy

Hell to Pay

Keyboard Solo

Perfect Strangers

Space Truckin’

Smoke on the Water

 

Encore:

 

Green Onions

Hush

Bass Solo

Black Night

 

 

Y llegaba el momento de la Super Jam, anunciada a lo largo de todo el festival y guardando como si de un secreto de estado se tratase quiénes participarían en ella, hombre, a ver, en un festival con guitarristas de la talla de Steve Vai, Steve Morse, Uli John Roth y Eric Sardinas, más bien creo que era un secreto a voces. Y así fue, los ya mencionados salieron al escenario para deleitarnos con un magnífico tributo a Jimmy Hendrix, todos bajo la batuta de Steve Vai, que me atrevería a decir que era el que llevaba la voz cantante y a mitad de actuación, dando su “bendición” a Eric Sardinas, rindieron un pequeño homenaje también al recientemente fallecido Johnny Winter.

 

Fue una magistral y muy divertida interpretación (no puedo pensar de otra forma con semejantes monstruos sobre el escenario) a base de temas de Hendrix que me dejó flipando y de la que no me hubiese cansado si hubiese durado un par de horas más.

 

Manu Malvin & The Devil Blues fueron los encargados de cerrar el festival, me fliparon, unos gamberros sobre el escenario. Tocaron un blues agresivo, cañero, divertido y muy fiestero, me resultó una actuación delirante y muy intensa. Ésta es una de esas bandas que pondré en la lista “a investigar”.

 

Y así finalizaba el Guitare en Scene, en líneas generales el festival me gustó mucho, tanto que el año que viene tengo la intención de repetir sin dudarlo dos veces, la organización del festival realizó un grandísimo trabajo, tan bien lo hicieron que no daba la impresión de que hubiesen salido imprevistos, que seguro que sucedieron y ni tan siquiera una fuerte tormenta durante el tercer día hizo que los conciertos se anularan o retrasaran.

 

FIN !!!

Albert Vega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s