MASTODON + BIG BUSINESS + KROKODIL

MASTODON + BIG BUSINESS + KROKODIL

Mastodon-cartel-webA estas alturas, existe ya cierto consenso tanto por parte de la crítica especializada como del público en considerar a Mastodon una de las bandas de metal más importantes de los últimos años. A sabiendas, quizás, de la gran reputación alcanzada, Mastodon parecen dispuestos a dar un paso más allá y llegar a un público más amplio: por lo menos, eso es lo que se desprende cuando uno compara sus últimas dos entregas, The Hunter (2011) y Once More ‘Round the Sun (2014), con sus predecesores. Si bien siguen siendo fieles a su estilo, con esa mezcla entre duros y poderosos riffs, ejecuciones limpias y precisas y desarrollos progresivos, lo cierto es que han suavizado notablemente su sonido, particularmente en el plano vocal. No deja de ser una jugada arriesgada, y de hecho este último disco cuenta ya con no pocos detractores. Pero si les ocurrió a los todopoderosos Metallica a raíz de su Black Album, ¿qué no le podrá suceder a cualquier otro grupo?

El cuarteto de Atlanta contaba con dos bandas teloneras. Krokodil nos ofreció un bolo breve pero muy intenso, que nos dejó con ganas de más. Poco a poco iba entrando el público, que sin embargo no acabó de llenar la sala en toda la noche. En cuanto a Big Business, su actuación se vio irremediablemente mermada por la forzosa ausencia de su guitarrista debido a una operación. Con todo, supieron transmitir muy buenas dosis de rabia, entrega y energía, algo especialmente encomiable teniendo en cuenta las circunstancias. Si bien en algunos pasajes se echaba en falta la aportación de la guitarra, lo cierto es que se las apañaron de sobras.

Y llegó el turno de Mastodon, que comenzaron el concierto con “Tread Lightly”, primer tema del nuevo disco. En la primera mitad del concierto predominaron los temas de Once More ‘Round the Sun, colmados por un glorioso “High Road”, cuyo riff se cuenta, a mi parecer, entre los mejores de la banda. Había mucha expectación por ver cómo se desenvolvía Brann Dailor en la doble faceta de cantante y batería, y la verdad es que se salió con la suya. El que anduvo algo más justito con las voces fue Brent Hinds, que por otro lado ofreció un recital con las seis cuerdas. A la media hora uno ya se podía cerciorar de que Mastodon es una de las bandas técnicamente mejor dotadas de la escena del metal: no porque hagan alarde de virtuosismos vacuos —que en eso hay muchas otras que les superan—, sino por ser capaces de ejecutar con esa brillantez y esa pulcritud pasmosas temas crudos como “Aqua Dementia” u otros más exquisitos como “Oblivion”.

Al final del concierto se desató una auténtica locura entre el público, provocada por trallazos de la talla de “Megalodon”, “Crystal Skull” o el magistral “Blood and Thunder”. Sí, de acuerdo, yo también soy más del Leviathan o del Blood Mountain que de The Hunter o de Once More ‘Round the Sun. Pero lo que me quedó claro es que más allá de los nuevos rumbos que quieran tomar, los temas clásicos suenan tan bien como siempre y los más recientes se acoplaron a la perfección. El mastodonte sigue pisando fuerte.

 

Daniel Tejerina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s