GINGERPIG

GINGERPIG

DSC_0056Lunes de invierno…muchos conciertos….poca pasta y fin de mes…desconocimiento…en fin, excusas, hechos irrefutables, realidad…lo que queráis, pero para mí, se me antoja incomprensible que en una ciudad, sin contar alrededores que son los que alimentan la entrada en un tanto por ciento muy elevado de los conciertos, importante como es Barcelona, sólo nos reunamos diez personas para vivir un show de rock, de música en directo. Tal vez sea un iluso, un ingenuo o un agilipollado, pero aún me avergüenzan según que situaciones en esta era de las redes sociales y de la información inmediata….en fin, qué le vamos a hacer.

Los holandeses GINGERPIG, unos completos desconocidos para un servidor hasta que leí la nota de prensa/presentación que la promotora On The Road Music hizo y DSC_0064chequear unos cuantos temas en los youtubes de rigor, practican un rock ecléctico, de innumerables esencias e influencias que van desde lo más clásico y atemporal de unos THIN LIZZY hasta toda aquella movida de los 90´s fundido con unos momentos más intensos y/o de “endurecimiento” que hacen de sus temas todo una catarata y montaña rusa de sonidos reconocibles y altamente degustables.

Tienen dos discos en el mercado y uno por llegar en febrero, el denominado “Ghost On The Highway”, del que nos presentaron en exclusiva temas como el homónimo, ´The Nature Of The Fool´, ´Five River Swamp´ o ´Hear Me´, del que se desprende una mayor rudeza en su sonido, señal positiva para mí ya que era en esos momentos donde la energía le daba mayor empaque a las composiciones. Como era de esperar, también repasaron sus anteriores obras con canciones como ´Dangling Man´, ´Nothing´ o ´Joe Cool (The Fool)´ que mostraron a una banda de múltiples caras, de facetas y sonoridades que forman un todo con el denominador común del rock por bandera.

DSC_0061A destacar la labor de su guitarra y cantante, además de fundador de la banda, Boudewijn Bonebakker, que destiló clase con las seis cuerdas y un buen carisma vocal, destacando cuando enfatizaba el tamiz más rudo y grave, perfecto para unas canciones ya de por sí rocosas. Su nuevo bajista, Daniele Labbate, y el batería Maarten Poirters conforman un power trio de los de antes, pocas florituras o sencillamente las necesarias, y trabajar al servicio de los temas, relegando el virtuosismo a los riffs del frontman.

Resumiendo, interesante grupo, buen show y otro nombre a ingresar en el listado de “bandas a seguir”, yo ya me hice con su “Hidden From View” esperando a su nueva entrega, motivos suficientes me dieron para todo ello.

Jaume Bellini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s