BARÓN ROJO + ZERMEÑO

BARÓN ROJO + ZERMEÑO
 
BARON-ROJO-4-BY-EDUTUSETEmpezaba la noche con la banda telonera Zermeño, una banda joven que durante el rato que estuvieron sobre el escenario no tan sólo disfrutaron tocando, sino que además le pusieron ganas y mucho entusiasmo, supongo que el telonear a Barón y encontrarse en una sala que ya empezaba a estar llena debían ser dos buenas razones para sentirse motivados. Sonaron muy bien y los temas de la banda, personalmente, me gustaron y sorprendieron, buenas rítmicas y muy buenos y trabajados solos, algo que hoy en día cuesta encontrar, son muchos los conciertos a los que asisto en los que la banda se limita a tocar un par de riffs y poca cosa más. 
 
Y tras Zermeño salían los hermanos Castro al escenario con un Bóveda lleno y espectante por volver a verlos una vez más en acción.
 
35 años de giras, 35 años de Rock, 35 años en los que apesar de todos los contratiempos, problemas y malos momentos que han tenido y que habría hecho tirar la toalla a muchas bandas no han dejado jamás de dejarse la piel en la carretera, escenarios y festivales. Siempre que los he visto me han emocionado y dejando de lado que la calidad del sonido esta vez no les hizo excesiva justicia, volvió a ser otra noche de grandes clásicos que no pueden faltar en una actuación de Barón.BARON-ROJO-2-BY-EDUTUSET
 
Con temas con los que literalmente he crecido y los cuales son auténticos himnos para mí, no tan sólo musicalmente si no en lo que a letras se refieren, es imposible que pueda escribir sobre este concierto de forma objetiva, el sonido pudo haber sido mejor y a la voz los hermanos Castro ya han de turnarse de vez en cuando, pero su directo sigue transmitiéndome la misma fuerza e intensidad que siempre me ha transmitido, a lo que hay que añadir que es una de esas bandas que pueden arrastrar a varias generaciones, podía verse en la sala a algún fan de la banda acompañado de hijos.
 
Comenzaba su actuación con “Ali Baba y los 40 ladrones” a la que seguiría “Travesía Urbana” y “Fugitivo”, tras este inicio caía el primer clásico de la noche, “Incomunicación” y he de confesar que mis primeras lagrimillas, no es para menos cuando llevas escuchando un tema toda una vida y sigue poniéndote la piel de gallina como el primer día, incluso ahora recordándolo y escribiendo sobre ello se me pone la piel de gallina, tema con el cual no tan sólo yo, si no los más nostálgicos que estábamos allí acompañamos a la voz a los hermanos Castro.
 
BARON-ROJO-3-BY-EDUTUSETA partir de este momento ya fue un himno tras otro, siguieron “Se escapa el tiempo”, “Invulnerable”, “Campo de Concentración” y un largo etc entre los que tampoco faltaría “Hijos de Caín” o ese enorme tema que es “Cuerdas de acero”. Probablemente es un setlist que no pueda ofrecer sorpresas pero que son canciones que no pueden faltar en un concierto de Barón y que, personalmente, espero volver a disfrutar en directo durante muchos años más.
 
Despidieron el concierto con “Resistiré” canción que es toda una declaración de principios y cuya letra han cumplido al pie de la letra durante toda su carrera y esa gran balada que es “Siempre Estás Allí”.
 
Ver a Barón no es tan sólo ver y escuchar unos clásicos en directo, es también evocar toda una vida de recuerdos asociados a todos esos temas con los que muchos hemos vivido desde que los escuchamos por primera vez y volver a revivirlos todos concentrados durante más de dos horas e incluso llegar a sentirse joven y rockero de nuevo, hablo de los que ya tenemos una edad, jejeje. 
 
Por mi parte es una cita a la que no querré faltar nunca.
 
Larga vida al Barón !!!
IMG-20150410-WA0006-1
 
Albert Vega
Fotos by Eduard Tuset

 

Anuncios

ROCK GODDESS

30 AÑOS DESPUES ROCK GODDESS

DSC_0963¿Os acordáis cuando erais adolescentes y todas y cada una de las bandas que veíais os parecían increíbles? Yo tuve la suerte de ver a Rock Goddess treinta años atrás cuando vinieron teloneando a Def Leppard en la gira de “Pyromania” y me parecieron brutales, aunque contrariamente a otros que pude ver abriendo para los grandes (¿Dónde estarán aquellos Spider o Bullet que acompañaron aquellas lejanas giras de UFO o Iron Maiden?) de este trío de féminas me hice fan. Imposible no caer rendido después de escuchar su disco de debut, una suerte de clásico oscuro de aquellos años en los que hasta las bandas de segunda división lanzaban una joya detrás de otra. Las inglesas se reunían con su formación original (las hermanas Turner más la bajista Tracy Lamb) para dar unos pocos shows antes de la edición de su nuevo disco, y una de las ciudades visitadas iba a ser Barcelona. Evidentemente había que estar allí. La nueva ubicación de la Sala Monasterio fue el lugar escogido, un pequeño club que desgraciadamente no se llenó pero que si mostró la suficiente afluencia para que tras el primer riff escupido por Judy Turner aquello se convirtiera en una caldera. Físicamente conservan su poderío de antaño (quizás Tracy sea la más castigada por el tiempo), están en forma a pesar de los años y musicalmente suenan engrasadas y decididamente contundentes. La suciedad medio punk de la guitarra de Judy se peleaba con el percusivo ritmo ultra metálico que el tándem Tracy/July imprimian a unos temas que a mí me siguen sonando a gloria. De entre las composiciones nuevas se adivinaban grandes temas, sobre todo una imperial “Unfinished Bussiness” que todavía retumbaba en mi cerebro al día siguiente, pero lo realmente esperado es ese ramillete de pequeñas perlas que poseen que interpretaron a piñón, de manera kamikaze, como si la vida les fuera en ello. “ To Be Betrayed”, “Back To You”, “You´ve Got Fire”, “My Angel” y DSC_0955sobretodo esa declaración de principios titulada “Heavy Metal Rock´n´roll” fueron celebradas y coreadas como si estos treinta años no hubiesen pasado y todavía estuviésemos en los ochenta. Hay sin embargo un punto negro, la escasa hora que duro un show que no era precisamente barato. Siempre he pensado que la diferencia entre un buen concierto como este y un show antológico son estos pequeños detalles. Si hubieran vuelto para un segundo bis para interpretar por ejemplo “Hold Me Down”, “Gotta Let Your Hair Down” y alguna versión de aquellas revienta gargantas aquello hubiese sido inolvidable. Como en lugar de eso se refugiaron en los camerinos nos tuvimos que contentar con lo que todos coincidimos en señalar como un buen bolo, que visto lo visto últimamente en algunos de los muchos hypes que nos venden, no es poco. Veremos ahora en que se queda esta reunión que ojalá me equivoque, no creo que pase de los festivales estivales y alguna pequeña gira más, aunque yo esté deseando escuchar ese disco nuevo.

Andrés Martínez

VADER + HATE + SHREDHEAD

VADER + HATE + SHREDHEAD

Es cierto que VADER es una banda que nos viene visitando asiduamente pero la verdad es que me llevé una sorpresa mayúscula, y por qué no decirlo, una tremenda decepción el ver la poca respuesta en cuanto a público que esta noche hubo en la 2 de la Razzmatazz. Supongo que la proximidad del concierto de MOONSPELL y SEPTIC FLESH o incluso la de MARDUK restó un número amplio de potenciales espectadores que se hubieran acercado a ver a los polacos…craso error ya que VADER son un seguro, desde los 90´s les veo en directo, y creo recordar que nunca han dado un mal show por lo que sabiendo esto y además con la bestia de disco que presentaban , “Tibi Et Igni” se llama el susodicho, las huestes de Peter nos iban a dar candela de la buena otra vez.

DSC_0796Para calentar a los muy poquitos que estábamos allí en ese momento, saltaron a por todas los israelíes SHREDHEAD practicantes de un thrash con toques muy groovyes y alguna que otra similitud, no sólo en el aspecto físico de su cantante, a los legendarios PANTERA. Poco conocía de ellos pero la verdad es que me convencieron, no sólo por su fantástica entrega sino también por temas que poco a poco iban haciendo mella y penetrando cual martillo percutor en la frialdad normal con la que se recibe desgraciadamente a los teloneros y más si son unos completos desconocidos. Las constantes arengas de su vocalista Aharon Ragoza poco a poco surtieron efecto y pudimos disfrutar de temas como ´Death Is Righteous´ o ´Devils Race´ saliendo como victoriosos de esa a veces difícil batalla como es abrir un concierto donde lo que predomina es el distanciamiento con el público. Notable presentación entre nosotros y no les perderé la vista.

No se por qué pero los polacos HATE nunca han sido santo, mejor dicho, demonio de mi devoción…sus discos no me atrapan y aunque he de reconocer que su black-death de tintes IMG_20150328_201921eminentemente BEHEMOTHianos tiene “su qué” no ha hecho que me meta más en su música…tal vez sea culpa mía, seguro vamos, pero después de verles esta noche, tampoco han logrado destruir esa sensación que me producen enlatados. Para ser sinceros, he de reconocer que había mucha expectación por verles y que respondieron con una gran actuación, sonando fríos y poderosos, a la yugular y convenciendo ampliamente a los que se habían acercado a verles…por dicho motivo, encauzo esta review desde la mayor de las imparcialidades y no sucumbiendo a las sensaciones que me producen. ´Omega´, ´Erebos´, ´Hex´, ´Valley Of Darkness´…iban cayendo sin descanso, sin piedad, con una banda que sonaba de lujo, capitaneada por el guitarrista y vocalista Adam The First Sinner. Que ante tamaña capacidad de sonar bien me quedara más bien absorto de lo que sucedía encima del escenario fue porque muchos de los temas, a pesar de empezar con fuerza, con buenos riffs, para mi que quede claro, caían en la repetición, en la monotonía sin apenas latigazos que me hicieran salir del ensimismamiento. Repetición de esquemas y pocas sorpresas vamos…tal vez es lo que buscan, pero un servidor necesita algo más…y ellos no me lo dan…a ver si poco a poco me “convierten”….

DSC_0824Y VADER lo volvieron hacer, volvieron a impartir una soberana lección de death/thrash/black demoledor, con actitud, potencia y mala leche, vaya lo que siempre nos han dado. Siguen atrapándome como en aquella lejana noche en la sala Garatge, repartiendo dosis de riffs maléficos y malsanos y haciendo que durante una hora nuestros cuellos se jueguen su estabilidad. Piotr sigue incansable, apoyándose en una banda brutal en directo con Spider en las guitarras y Hal al bajo, pero sobre todo con un batería en la persona de James Stewart que es una verdadera apisonadora en directo…de esta manera es imposible que nos decepcionen como así fue, marcándose otra vez un show de los que te dejan mella y sobre todo la alegría que da el comprobar la buena salud de la que goza una de las bandas longevas y capitales que corren por ahí. Empezar con las novedosas ´Abandon All Hope´ y ´Go To Hell´ no fue óbice para que nos metiéramos desde el minuto uno en su propuesta y adentrándonos entre sus malsanos riffs y la neblina que se proyectaba desde el escenario, fuéramos fustigados con las esperadas y reverenciadas ´Come And See My Sacrifice´, ´Silent Empire´ o esa bestialidad que es ´Sothis´. Uno de los éxitos de VADER en directo es la cercanía que su frontman derrocha encima de las tablas, es un tipo curtido en mil batallas ante público de todas partes del mundo por lo que ese “buen hacer” no hace más que acrecentar el cariño que puedas tener por la banda…no es tema baladí, no sólo hay que saber tocar y componer, al menos en directo también hay que hacer que la gente esté pendiente de ti, llevarles al estado que tu quieres que tenga y eso no es fácil.

Con ´Carnal´, ´Dark Age´ y ´Wings´ se despidieron momentáneamente de nosotros pero no tardaron para hecernos vociferar el ´Halleluyah!! (God Is Dead)´ retirándose ya definitivamente y dejarnos convencidos de que tenemos VADER para rato…son unos de los grandes!!!

Jaume Bellini

MAYO

Viernes 1- HEARTHSIDES (Por confirmar)

Sábado 2- DOOM METAL FEST (KATABATIKA + WORTH + SHATTERED SIGH + INLOVING MEMORY + OLVIDO + WITCHTHROAT SERPENT) (Monasterio)

Martes 5- JADED HEART + HELLRIDE (Rocksound)

Jueves 7- GERRY MCAVOY’S BAND OF FRIENDS (Monasterio)

Jueves 7- GOD IS AN ASTRONAUT (Music Hall)

Jueves 7- LEGION OF THE DAMNED + DUST BOLT + AGGRESSION (Razz 3)

Jueves 7- STATESBORO REVUE (Rocksound)

Viernes 8- ANIVERSARIO RED SUN (RADAR MEN OF THE MOON + ARENNA + CUZO) (Rocksound)

Sábado 9- SÔBER + SAVIA + SKIZOO + ROMANTHICA (Razzmatazz)

Sábado 9- THE VAL + 7 ALMAS (Razz 3)

Sábado 9- MEINSTEIN + SEEK EM ALL (Bóveda)

Martes 12- SKULL FIST + EVIL INVADERS (Rocksound)

Viernes 15- LA MARAVILLOSA ORQUESTA DEL ALCOHOL (Bikini)

Viernes 15- THE ATOMIC BITCHWAX (Rocksound)

Domingo 17- HORIZONT (Rocksound)

Lunes 18- KING DUDE (Rocksound)

Martes 19- LYDIA LOVELESS (Rocksound)

Jueves 21- MELECHESCH + KEEP OF KALESSIN + TRIBULATION + EMBRYO (Razz 3)

Viernes 22- ATAVISMO + CUZO (Rocksound)

Viernes 22- CICONIA (Por confirmar)

Sábado 23- ENUFF Z NUFF (Monasterio)

Sábao 23- HAMLET + KATARSICK (Boveda)

Sábado 23- JARED JAMES NICHOLS (Rocksound)

Sábado 23- NEGURA BUNGET + NORTHERN PLAGUE + SAILLE + GRIMEGOOD (Be Good)

Domingo 24- EXODUS + TESTAMENT (Salamandra)

Lunes 25- STEVE VAI ( Alien guitar secrets exclusive masterclasses)  (Barts)

Lunes 25- THE MUGGS (Rocksound)

Martes 26- BONAFIDE (Rocksound)

Martes 26- UNEARTH + DRONE (Razz 3)

Jueves 28- WISHBONE ASH (Razz 3)

Viernes 29- AC/DC (Estadi olímplic)

Viernes 29- JOLLY JOCKER (BeGood)

Sábado 30- THE ADICTS + EXPLOITED (Estraperlo, Badalona)

Sábado 30- CUESTION DE SUERTE + GRUPO POR CONFIRMAR (BeGood)

Domingo 31- THREE DAYS GRACE (Razzmarazz)

LAGWAGON (Sala apolo) + JOEY CAPE & CHRIS CRESSWELL (Rocksound)

LAGWAGON (Sala apolo) + JOEY CAPE & CHRIS CRESSWELL (Rocksound)

11030886_10203908925259053_222544009_oLlegados a domingo, día del señor, acudían en masa una enorme panda de desmadrados feligreses del Punk-Rock más revolucionado de la década de los noventa. Lagwagon se presentaban tres años después en Barcelona, y esta vez acompañados de los prometedores “Western Addiction” y una gran banda que abandona los puestos de teloneros para empezar a tener su propio show en las salas. “The Flatliners”.

Fueron los “Western Addiction” quienes abrieron en una sala Apolo aún a medias tintas, como guardando energía para lo que vendría después. A penas les ví, pero su estilo técnico y crudo, con esa característica voz rota de Jason convenció. ¡Buenas maneras y Hardcore de nivel para acabar de digerir los “calçots” que están cayendo estos días!

Lo de “The Flatliners” es de escándalo. Ya están ahí, ya lo han hecho. Tienen los temas, tienen la experiencia y tienen una puesta en directo impecable. Ya han girado con los grandes y en breve les tocaria empezar a ser ellos uno de esos. El bueno de Chris Cresswell lidera una formación creada en las frías tierras de Ontario, dónde con su voz nos guía a través de himnos melódicos y depresivos como “Birds of England”, “Eulogy” o “Run Like Hell”, tema con el que cerraron el concierto. Jon Darbey al bajo es un espectáculo, con sus pintas de “morao” se pasea por el escenario como si nada, tocando sin púa y pegando deliciosos coros. Un animal. Esta envolvente atmósfera en la que nos metieron los Flatliners fue especial, con este sentimiento de melancolía, rock y esperanza en la oscuridad. Un pasote que la ya llena sala Apolo vivió con ganas y calentó para el desmadre auténtico que se acercaba.

Al ritmo de la banda sonora del Equipo A, el enorme guitarrista de Lagwagon Chris Flippin y el minúsculo cantante Joey Cape aparecieron plácidamente para reventarnos los oídos a todos con su mítica “After You My Friend” y su olvidada “Falling Apart”, a partir de aquí fiesta y jolgorio hasta el fin de los días: “Island Of Shame”, “Violins”, “Sick”, “Alien 8”, “Making Friends”… Actitud, recuerdos del pasado, pogos y pits… Una fiesta sin fin. Colas en las barras y el Apolo animado. La actitud estaba presente al ritmo de unos veteranos del punk rock. Momento solemne con la versión de No Use For A Name “International You Day” y la participación del cantante de los Flatliners. Sigue la tormenta de hits: “May 16th”, “Heartbreaking Music”, “Sleep”… Cayó el temazo del nuevo álbum “Reign” que si hubiera sido creado en 1996 sería considerado un himno atemporal seguro. El momento álgido fue cuando Joey Cape decidió saltar al público en el último tema “Razor Burn”. ¡Brutal!

Final del concierto y sensación eufórica de comerse el mundo, habríamos aguantado hasta la mil ésta noche, lástima que fuera domingo. Lo peor del show… Ir a currar lunes por la mañana

Y ahora, volvamos la vista atrás. No hay que olvidar que mientras Lagwagon y The Flatliners estaban sobrevolando el charco, los cachondos de Joey Cape y Chris Cresswell estaban realizando un show acústico en RockSound. Correcto, ¡¡¡RockSound!!! Resumiendo, los dos frontmants avanzaron un día su vuelo para marcarse un sold out de tres pares de ovarios en Barna.

Ya se sabe, concierto en RockSound es sinónimo de gloria bendita. Esperando en los alrededores nos cruzamos con los artistas, antes del show intercambiamos unas palabras y nos permitieron sacarnos fotos con ellos… Parece inimaginable que en 2 meses Joey Cape estará en frente de uno de los cabezas de cartel del GroezRock con más de 8000 personas de público. ¡Bendito RockSound!

A lo que íbamos, con la sala hasta los topes y con ansias y ganas entre el variado público, la pareja de personajes Punk-Rockers aparecieron en el pequeño escenario para empezar con “Making Friends”. Formato acústico e intercalando chistes y comentarios entre y durante algunos temas. Dos tipos interesantes y divertidos que a excepción de algún que otro chiste entre Canadienses y Americanos nos hicieron pasar ratos memorables. Cayeron temazos en un formato difícil de ver en directo, “Whipping Boy”, “Minus”, y las coreadas “May 16th”, “Alien 8” y “Violins” que prácticamente fueron cantadas sólo por el público. Mientras el bueno de Joey se pegaba un baño de masas, Chris nos mostró su lado más íntimo con “Liver Alone” y algún que otro tema que sintiéndolo mucho no soy capaz de nombrar.

El orgasmo colectivo llegó cuando decidieron tocar 3 canciones del desaparecido pero eterno Tony Sly que se suicidó en agosto de 2012 y dejó a millones de fans huérfanos de una de las grandes bandas del Punk Rock: No Use For A Name. Piel de gallina al tocar “International You Day” únicamente cantada por un público entregadísimo y emocionado. ¡Recuerdo que va directo a los anales!

Ya para acabar, como siempre, dejo una de mis cábalas personales: Durante el show, parte del público se quejó de que la gente hablaba demasiado y puede que se perdiera parte del encanto de un show acústico (los músicos, por supuesto iban enchufados al equipo de sonido, sólo que eran 2 guitarras acústicas). Desde mi punto de vista, por muy acústico que sea el show, no deja de ser Punk Rock, y sin actitud ese estilo de música muere. Y eso sin contar que en vez de en un auditorio nos encontrábamos en uno de los bares más rockeros de la ciudad. Si le sumamos que los dos artistas estaban bebiendo a morro de su botella de JB, tiendo a pensar que los que se quejaban eran los mismos que en los momentazos sacaban el móvil para inmortalizarlo. No me jodas, ¿para qué están los recuerdos? No vayamos a volvernos demasiado Hipsters o tendré que citar a mis queridísimos The Anti-Patiks: “Així no anem enlloc!”

Guillem Sort

Foto by Sergi Ibern

JEFF SCOTT SOTO – JORGE SALAN – TERRY ILOUS

JEFF SCOTT SOTO – JORGE SALAN – TERRY ILOUS

DSC_0230Se nos presentaba una noche interesante e incluso podríamos decir que casi única y es que juntar en un mismo escenario a dos de las gargantas más importantes en el terreno del hard rock melódico en un formato acústico y acompañados por el , a veces poco valorado injustamente, fenomenal guitarrista Jorge Salán no es un tema baladí por lo que era esperable que una buena cantidad de fans se acercaran a una sala Monasterio que casi se quedó pequeña para ver con qué exquisiteces nos iban a deleitar el Sr. Terry Ilous y el Sr. Jeff Scott Soto.

Para empezar y calentar a los que allí estábamos, Jorge Salán se despachó con unas magníficas versiones del ´Doom And Gloom´ de The Rolling Stones y el ´The Thrill Is Gone´ de B.B. King además de rendir un sincero homenaje a ese maestro que nos dejó no hace mucho, Paco de Lucía. Sin lugar a dudas, una buena manera de abrir paso a los protagonistas de la noche y para volver a refrendar que Salán es uno de los grandes al que se le debería dar mucha más notoriedad.

Ya había podido asisitir a un show en acústico de Terry Ilous en Estocolmo además de haberme dejado boquiabierto ,al igual que en aquel show, en los conciertazos que se pegó al frente de XYZ y de GREAT WHITE. De todos es sabido, o debería, la enorme calidad vocal de Ilous además de ser un tipo cercano y bastante cachondo por lo que como podíamos suponer, aquello podía ser simplemente genial. Y así fue ya que se encargó de dar un somero repaso a los temas emblemáticos de sus dos bandas más reconocidas además de explicarnos distendidamente un montón de anécdotas recogidas durante su ya larga trayectoria en la carretera. Copa de vino en mano fue despachando temas que nos han acompañado durante nuestra “vida melódica” siendo un verdadero lujo degustar grandes canciones como ´Come On N´Love Me´, ´When I Find Love´, ´After The Rain´ o la celebrada ´Face Down In The Gutter´…como veis todas de XYZ pero como no podía ser de otra forma, sus actuales compañeros de GREAT WHITE también se vieron representados con una coreadísima ´Once Bitten, Twice Shy´ y la actual y dedicada a su hija ´Hard To Say Goodbye´ del recomendado “Elation”. Con la versión del ´Living Loving Maid´ de Led Zeppelin , Jeff Scott Soto saltaría al escenario, recogiendo el testigo del protagonismo en la velada de forma muy convincente.

Y es que soy de los que salí bastante defraudado del último concierto que Soto dio en nuestra ciudad, en la Razzmatazz 3, acompañado por una banda un pelín tosca y echando a faltar en su set IMG_20150213_223006list temas emblemáticos para dar cabida a unas manidas versiones que al menos a un servidor ya hartan bastante…y más sabiendo la munición que este hombre tiene en la recámara!!! Pues bien, para mí, Jeff salió reforzado después de su rato encima de las tablas, mostrándose de manera más relajada, más cercana y bordando muy meritoriamente unos temas, ahora sí, que repasaron casi en su totalidad su carrera. Claro que se quedaron muchos en el tintero, pero es que entonces su show tendría que haber durado dos horas…y eso no lo veo… Tal vez su voz no sea la misma que en épocas pretéritas o simplemente, parecía estar pasando por un fastidioso resfriado, pero aún así, su tono, su calidad, su calidez es única, reconocible…por lo que siempre estará en el Olimpo de los grandes vocalistas melódicos. Lo que allí nos brindó solo cabe de catalogarlo de sobresaliente y es que esas ´Mysterious´, ´Eyes Of Love´, ´I´ll Be Waiting´ o ´Comes Down Like Rain´ son imbatibles. También pudimos escuchar un par de canciones de sus proyectos más personales como fueron ´Broken Man´ o ´When I´m Older´…y sorprendernos con una ´Livin´The Life´ de la b.s.o. de Steel Dragon o una ´Don´t Let It End´ de su estancia en la banda del díscolo y genial guitarrista YNGWIE J. MALMSTEEN.

Resumiendo, gran noche de la mano de tres grandes artistas, que de no ser por un par de puntos hubiera sido catalogada de sobresaliente…y es que yo, a veces, me pongo así de jodidamente quisquilloso…primero, en la parte de atrás parecía que se estaba en un bareto cualquiera y no viendo un concierto, tremenda falta de educación para con los cantantes y para los que estábamos por allí…a hablar a la calle…o al menos no a gritos…y segundo, acabar con el ´Purple Rain´ me tocó lo que no suena, teniendo y pudiendo cantar lo que pueden…quien dijo JOURNEY por ejemplo…pues eso…faltó un poco para la nota máxima…una lástima, pero volvería a repetir experiencia sin dudarlo!

Jaume Bellini

THE SOUL JACKET – MADRID

THE SOUL JACKET, Madrid 13 de Marzo (Sala Boite)

Soul_jacket               Madrid. Viernes. Vuelve el panorama gris tras una semana de anticipo primaveral y varios conciertos coinciden en distintas salas para ayudarnos a paliar el fresquito exterior y de paso ir calentando motores para el fin de semana. Tras algo de deliberación, la apuesta acaba siendo acudir a la sala Boite a presenciar la actuación de los gallegos The Soul Jacket, banda a la que uno tuvo la oportunidad de conocer hace un par de años en ese festival del rock and roll por excelencia, único en nuestro país y nunca suficientemente valorado, el Serie Z. Allí y ante mi desconocimiento absoluto de la banda descubrí un grupo que no solamente merecía muy mucho la pena en vivo sino que simplemente me dejó boquiabierto. Una visita fugaz al puesto de merchandising tras su paso por el escenario me llevó a hacerme con una copia de su primera y única referencia discográfica publicada hasta la fecha, el brillante “Wood Mama”, disco que desde entonces me ha acompañado con bastante frecuencia ya no solamente en casa sino en cualquier viaje, dado que es uno de esos álbumes que parecen concebidos para ser la banda sonora perfecta de cualquier aventura. (Ver vídeo)

Más tarde publicarían un ep con tres canciones llamado “Gunpowder valley”, que servía como anticipo, calma ante la tensa espera y aperitivo más que exquisito previo a lo que se suponía ese segundo disco tan difícil y definitorio para las bandas y que tantas veces a lo largo de la historia de la música ha llevado a muchas a hundirse en el más absoluto de los anonimatos si no en la desaparición o desintegración de las mismas. Difícil parecía que la calidad que atesoraban sus predecesores hiciera de esta segunda carta de presentación algo que no fuera lo que hemos tenido la ocasión de comprobar con la publicación a finales del año pasado de esa maravilla que constituye “Black cotton limited”. Bastó una primera y somera escucha para atraparme de nuevo y superar incluso con creces los efectos y las sensaciones de los que “Wood Mama” ya me había imbuido. Quince canciones sin desperdicio que te transportan de un plumazo a los Estados Unidos y a las raíces más clásicas de la música que tantas alegrías nos ha proporcionado desde aquellas tierras. (Ver vídeo)

Dispuesto a repetir y mejorar lo ya vivido me encuentro con una sala que sin presentar un lleno sí estaba más poblada de lo que al menos yo me esperaba, dadas experiencias anteriores. Quizás su mezcla de distintos estilos es lo que hace que atraigan a público de diferentes sectores y aun así, y tras las dos horas de concierto que se pegaron, se me sigue antojando muy corta la asistencia. Estos tipos deberían por derecho jugar en ligas más grandes. Rock and roll, soul, funk, rock sureño, blues…todo eso pasado por una coctelera de las Rías Bajas gallegas que es capaz de darle su propia personalidad al asunto y no limitarse a ser una mera copia sin mucho que aportar. No es el caso. Sobrados de aptitud y personalidad nos deleitaron los oídos hasta hacer parecer muy corta una actuación que como señalé anteriormente llegó a los 120 minutos de presencia escénica sin parones, rellenos ni desvíos de ninguna clase. Bueno…clase sí, la que atesoran todos y cada uno de sus miembros y que creo dejó patidifuso a más de uno, al menos en base a las ovaciones que sonaban entre tema y tema. (Ver vídeo)

Ya nos habían avisado a través de las redes de su presencia con la banda al completo, incluyendo esa sección de viento tan presente en su música y esa era una razón de más para no pensar demasiado en perdernos esta presentación. Capitaneados por esa voz tan característica como plena de Toño López (quién debe estar hasta la coronilla de las comparaciones en lo vocal y en lo físico con el recientemente desaparecido Joe Cocker), dividieron el concierto en dos partes a cual más interesante. En una primera parte se dedicaron a despachar temas que uno tras otro nos iban sumergiendo en ese soul rock marca de la casa, mezclando temas más cañeros con otros más tranquilos y ante los que la pregunta general (de la que también deben estar hasta el moño) es: “¿Pero de verdad que estos tipos vienen de Galicia?”. Y es que por más manida que resulte no deja de ser verdadera. Apostaría un brazo a que si cierras los ojos y los escuchas tu respuesta sería que esta banda ha salido del corazón del Mississippi. Y no creo que lo perdiera. (Ver vídeo)

Jann Zerega y Mauro Comesaña constituyen una base rítmica perfecta a la que mediado el show se incorporó otro músico a la percusión que con bases latinas e incluso africanas, no hizo más que mejorar lo que ya de por sí estaba sonando fantástico. Los dos guitarras, Jorge Mizer y Guillermo Gagliardi, se iban alternando las labores de rítmicas y solistas con una enorme fluidez y algunos de los temas incluyeron largos desarrollos instrumentales que solamente ayudaban a complementar los originales. Una idea que puede resultar arriesgada de llevar al directo, especialmente ante esa costumbre implantada en cierta parte del público de ir a los conciertos a hablar con los colegas en vez de prestar atención a lo que sale por las pantallas de sonido (el día que me ponga a repartir “caramelos” a todos estos me llevan directo a Alcalá Meco), pero que muchos disfrutamos de lo lindo, incluyendo a ese maestro de ceremonias sobre cuya voz parece girar todo el asunto y que permaneció en escena durante todos esos momentos, en contra de lo que suele ocurrir con los vocalistas de muchas otras bandas en esas situaciones. (Ver vídeo)

Cuando en la segunda parte del show se subió a escena la sección de viento aquello ya fue de traca. Sonando mejor que nunca siguieron desgranando temón tras temón hasta rematarnos del todo. Un buen sonido al que yo hubiera elevado un pelín el volumen de la voz de Toño (pero esto es algo personal mío) y la sensación generalizada de que presenciamos algo grande digno de ser repetido y admirado por mucha más gente y especialmente más allá de nuestras fronteras. Puede que en Estados Unidos pensaran en ellos como en un grupo más pero a nosotros nos queda ese orgullo de saber que no hace falta haber nacido en New Orleans para facturar ese rhythm and blues, ese soul y ese rock and roll que desde esa esquina superior izquierda del mapa de la península nos traen The Soul Jacket. Por cierto, una de las mejores elecciones de nombre para una banda que uno ha podido conocer. La banda llegó a la sala Boite, se calzó su chaqueta soulera y fue dejando por el camino alegrías entre sus acérrimos fans, nuevos seguidores que seguro no les perderán la pista y con un poco de suerte, convencer a alguno de los de la cofradía del pago-la-entrada-de-un-concierto-para-no-escuchar-al-grupo para que se cambien de bando. Un auténtico placer para los oídos. (Ver vídeo)

Jorge Delgado